critican la "deriva autoritaria" de Santos

Seis miembros de Podemos dimiten del Consejo Ciudadano de Navarra

Acusan al secretario general de "hiperliderazgo machista" y advierten del riesgo que supone la actual situación para el "cambio en Navarra"

EP - Sábado, 2 de Junio de 2018 - Actualizado a las 18:40h.

IRUÑEA. Seis integrantes del Consejo Ciudadano de Navarra de Podemos (CCN) han presentado su dimisión como consejeros de este órgano ante "las reiteradas e irresponsables manifestaciones públicas y privadas" del secretario general del partido, Eduardo Santos, que "desde hace meses, nos insta a abandonar el partido y acusa falsamente de pretender crear uno nuevo".

Se trata de Irene Otal, Patxi Pierola, María Juana Palacios, Ángeles Fernández, Francisco Javier Pascual y Kathia Salinas, que en un comunicado critican la "degradación democrática" del CCN bajo la dirección de Santos, al que acusan de llevar a cabo un "hiperliderazgo machista" y una "deriva autoritaria y patriarcal" en el partido.

Asimismo, han reprochado que el secretario general de la formación morada, tras su victoria en las primarias de Podemos Navarra "con tan sólo 28 votos de diferencia", no ha llevado a cabo "ningún tipo de integración, mermando con ello la posibilidad de enriquecer al Consejo Ciudadano de los elementos necesarios para mantener debates ricos y plurales que siguieran construyendo un Podemos fuerte".

Los seis miembros de Podemos han afirmado que el actual Consejo de Coordinación del partido "ha venido usurpando las competencias del Consejo Ciudadano y, con ello, el órgano democráticamente elegido por las bases se ha visto ninguneado y meramente informado de decisiones ya tomadas". Han censurado además una "falta de transparencia absoluta por la falta de acceso a las actas de la reuniones" y una "total desorientación política en cuanto a los temas objeto de debate, los cuales no respondían ni a la urgencia ni a la oportunidad de la agenda política navarra".

En su opinión, la solución a la actual situación pasa por la dimisión de Eduardo Santos y de su Consejo de Coordinación "como máximos responsables de la fractura de un partido que, habiendo sido clave para propiciar el cambio, ha roto la unidad que ocupó su espacio político" y "ha echado por tierra el trabajo e ilusión de gran parte de la militancia".

De la misma manera, han advertido del "riesgo que todo esto supone para la continuidad de las mayorías suficientes que garantizaron el cambio en Navarra" y han exigido "una reflexión profunda e ineludible, de la que la actual dirección no puede desentenderse".