igualdad

La Diputación evalúa la perspectiva de género en sus políticas públicas

La igualdad de genero avanza en la Diputación. (Jose Mari Martínez)

Un total de 188 normas, decretos y subvenciones se analizaron en 2017

Aitziber Atxutegi - Domingo, 3 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - La igualdad de género sigue avanzando en la Diputación. Más allá de acciones que garanticen la no discriminación de mujeres y hombres, cada una de las iniciativas que ponen en marcha las administraciones tiene un efecto en esa brecha. Por ello, la institución foral lleva cuatro años analizando cómo incide sus normativas y decretos en este ámbito, a través de un informe que mide el impacto desde la perspectiva de género. El año pasado se realizaron 188 de estos estudios, denominados EPIG. “El informe de 2017 aporta datos muy positivos en cuanto a avances destacables en la incorporación de la mirada de igualdad en el conjunto de políticas públicas. Sin embargo, en esta materia nos queda mucho por caminar”, advierte la diputada de Empleo, Inclusión Social e Igualdad, Teresa Laespada.

Desde 2013, la Diputación debe realizar un informe de perspectiva de género de todos sus proyectos de normal foral, decretos forales y convocatorias de procesos selectivos. En él, se estudia el impacto potencial de la disposición en sí para avanzar hacia la igualdad y se plantean las correcciones necesarias para que tenga un efecto positivo a la hora de conseguir la igualdad positiva.

Las disposiciones las elabora cada departamento y se tienen que remitir a la unidad de secretaría general para ser aprobadas;si no cuenta con este informe, no se les da el visto bueno. “Es la garantía de que ninguna de las disposiciones en las que debe realizarse este informe pueda aprobarse sin él, lo cual es una muestra de transversalidad en materia de igualdad”, destaca la diputada foral, que ha presentado estos datos ante las Juntas Generales esta semana.

En estos años se han elaborado 511 EPIG, “que nos han permitido incorporar la mirada de género y, además, intervenir con objetivos concretos de igualdad. Es decir, nos ha permitido aplicar la perspectiva de género en cada una de las disposiciones normativas que se han ido aprobando y desarrollando”, valora Laespada.

El año pasado, esa cifra se elevó hasta los 188 informes, con números desiguales por departamentos, desde el único elaborado por el de Transportes, Movilidad y Cohesión del Territorio hasta los 51 de Acción Social. En este último caso, el departamento que dirige Isabel Sánchez Robles realiza también estos informes en aquellos casos en los que concede subvenciones directas en forma de convenios, yendo más allá de lo exigido. “Puedo afirmar que el conjunto de producción normativa de la Diputación cuenta con el correspondiente informe de evaluación previa de impacto de género”, afirma la diputada foral.

Laespada realiza un balance positivo de los EPIG elaborados a lo largo de 2017, tanto el aspecto cuantitativo como por su metodología.

Secciones