carreteras vizcainas

Una nueva rotonda mejorará la seguridad vial en Lemoa

El objetivo es que se reduzca la velocidad. (Juan Lazkano)

Evitará un giro a la izquierda en dirección a la N-240, un punto con escasa visibilidad

Aitziber Atxutegi - Domingo, 3 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Una nueva rotonda mejorará la seguridad vial en Lemoa, atravesado a diario por más de 15.000 conductores, entre ellos un alto porcentaje de camiones. La glorieta, que se empezará a construir este verano y entrará en servicio a principios de 2020, evitará el giro a la izquierda para los vehículos que, viniendo de Zornotza o Durango, quieren seguir en dirección a Gasteiz, actualmente con escasa visibilidad. La nueva rotonda obligará a los conductores que llegan desde la capital alavesa a reducir la velocidad antes de entrar en la zona urbana.

El objetivo de la glorieta que va a empezar a construir Interbiak este verano es disminuir la velocidad de los vehículos que circulan por la N-240 antes de atravesar el casco urbano de Lemoa, reduciendo de esta forma el número de accidentes. Se trata de una de las carreteras con más densidad de tráfico del territorio: por ella circulan cada día más de 15.000 vehículos, un 13,5% de ellos camiones.

Además de obligar a los conductores a reducir la velocidad antes de entrar en el municipio, la glorieta permitirá reordenar los accesos en el entorno, evitando un giro a la izquierda que tienen que realizar los vehículos que llegan desde Zornotza y Durango para seguir hacia Gasteiz por la N-240. Para incorporarse a esta carretera, los conductores tienen que cruzar la vía, librando la circulación de ambos sentidos, en un cruce que además cuenta actualmente con una visibilidad reducida.

Como consecuencia de la eliminación del giro a la izquierda en la intersección con la BI-635, el itinerario de algunas líneas de autobuses variará, ya que actualmente giran a la izquierda en la intersección en dirección Gasteiz. Después de la construcción de la rotonda, los recorridos de los autobuses cambiarán pasando a circular por la N-240. Para ello, se habilitarán dos nuevas paradas de autobús, una antes de la rotonda de la estación y otra en frente de la intersección actual.

La glorieta se ubicará a la altura del acceso al barrio de Arraibi, lo que mejorará también los movimientos de entrada y salida al barrio, y que utilizan también los conductores que llegan o se dirigen a Durango. Entre este camino y la carretera existe un muro de hormigón que, por su proximidad a la calzada, reduce notablemente la visibilidad de los conductores que circulan por la carretera, así como la del acceso al barrio. La construcción de la rotonda permitirá eliminar este muro.

Junto a la entrada al centro urbano existe un arroyo, que desemboca en el río Arratia y que cruza bajo la calzada mediante un cajón de hormigón desde el margen oeste hacia el este. La ubicación de la rotonda obligará a ampliar la galería para el paso de este pequeño riachuelo.

La actuación que llevará a cabo Interbiak en el entorno también eliminará las sinuosas curvas, con escasa visibilidad, que existen antes de llegar a Lemoa, en dirección a Bilbao. En el primer tramo, se mejorará el trazado y la visibilidad, mientras que las última se eliminará para que la carretera trace únicamente una curva de radio más amplio, de 250 metros.

Secciones