la pretemporada empieza el 9 de julio

Overbooking de centrocampistas en el primer equipo

Berizzo iniciará la pretemporada con al menos ocho futbolistas que pueden actuar en la medular y que pelearán por dos posiciones

Aitor Martínez - Lunes, 4 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - El pasado jueves, durante su presentación como nuevo entrenador del Athletic, Eduardo Berizzo avanzó muy pocas de sus intenciones con respecto a la planificación de su plantilla. Se alejó de nombres propios, aunque aseguró que le gustaría contar con 25 futbolistas profesionales -se entiende que del primer equipo- a quienes podrían unirse puntualmente jugadores del Bilbao Athletic. El técnico argentino deberá tomar decisiones en torno a la confección definitiva del grupo, toda vez que arrancará la pretemporada el próximo 9 de julio con más de 30 futbolistas entre los que tienen contrato, los cinco que promocionan desde el filial y quienes regresan al club tras haber dado por concluidas sus respectivas cesiones. Habrá un puñado de descartes que afectarán a todas las posiciones del campo, aunque es probable que las decisiones más impopulares atañan al centro del campo, donde ocho futbolistas, alguno con peso en el equipo, arrancarán la pretemporada en busca de dos o tres posiciones, en función del perfil por el que apueste Berizzo en la media punta. La lista la conforman: Mikel San José, Beñat Etxebarria, Ander Iturraspe, Mikel Vesga, Mikel Rico, Unai López, Dani García y el cachorro Peru Nolaskoain, que pese a que en origen es media punta, este curso ha jugado mucho en el doble pivote junto a Tarsi Aguado. En esa lista podrían incluirse también Iker Muniain y Raúl García.

De los que ya están, la salida más probable a día de hoy parece la de Vesga, que cuenta con varias ofertas para marcharse cedido y continuar con su progresión lejos de Bilbao. El gasteiztarra extendió el pasado mes de octubre su vínculo con el Athletic hasta el 30 de junio de 2021 y a día de hoy el suyo es el contrato más largo de cuantos futbolistas pueden actuar en la medular, a excepción de Dani García, el último en llegar y que será rojiblanco hasta 2022.

Iturraspe y Rico, por su parte, entrarán el próximo 1 de julio en su última campaña como jugadores del Athletic, pues su vinculación con el club expira en el verano de 2019. El de Arrigorriaga renovó el pasado 2 de febrero por una temporada y del de Matiena no ha trascendido acercamiento alguno por parte del club para ampliar su relación. Está por ver qué decisiones toma con ambos el nuevo técnico, al que le gusta el buen trato del balón, rol en el que encaja a la perfección Iturraspe, quien, sin embargo, no ha encontrado la regularidad que se esperaba en él cuando deslumbró con sus actuaciones en la primera campaña de Marcelo Bielsa en Bilbao, la 2011-12. Rico, más bregador, podría encajar también en el esquema del argentino, que acostumbra a jugar con un organizador puro y otro futbolista de corte más defensivo en la medular. En la línea del equipo, ninguno de ellos estuvo a su mejor nivel el pasado curso, si bien el de Arrigorriaga fue importante para José Ángel Ziganda en un tramo muy concreto de la temporada después de vivir un difícil inicio lastrado por una lesión.

En una situación similar a la de Rico e Iturraspe se encuentran San José y Beñat, si bien ambos acaban contrato en 2020. Sus prestaciones a lo largo de la pasada campaña se alejaron mucho de las de cursos pretéritos. El navarro solo mejoró sus prestaciones en el tramo final de la temporada y Beñat, que arrancó lesionado y se operó de una pubalgia, nunca se terminó de sentir cómodo sobre el terreno de juego.

regreso y ascenso La competencia en la zona ancha aumentará con el regreso de Unai López tras una fructífera cesión en el Rayo Vallecano, donde ha sido una pieza clave en el ascenso del conjunto madrileño a Primera, y la promoción de Nolaskoain desde el Bilbao Athletic, donde ha sido fundamental para Gaizka Garitano. A ellos podría sumarse también en fechas venideras Mikel Merino, a quien el Athletic ha sondeado ya para incorporarlo a su disciplina en el mercado estival, aunque la última palabra la tendrá el Newcastle. Así, con ocho futbolistas para dos posiciones, Berizzo deberá aligerar el overbooking de jugadores en la medular.