Mundial de rusia 2018

Un dominio estéril

Odriozola celebra con sus compañeros su gol ante Suiza. (EFE)

Un grave error del portero david De Gea permitió al sólido equipo suizo igualar el gol de Odriozola y terminar el partido sin apenas sobresaltos

Alfonso Gil - Lunes, 4 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

España 1

Suiza 1

ESPAÑA: : De Gea, Odriozola (Nacho, m. 70), Piqué, Azpilicueta, Jordi Alba (Monreal, m. 78), Koke, Thiago, Silva (Asensio, m. 58), Iniesta (Saúl, m. 54), Iago Aspas (Lucas Vázquez, m. 46) y Costa (Rodrigo, m. 58).

SUIZA: Sommer, Lichtsteiner (Lang, m. 62), Schaer, Akanji, Ricardo Rodríguez (Moubandje, m. 78), Behrami (Gelson Fernandes, m. 62), Zakaria, Shaqiri, Dzemali (Embolo, m. 46), Zuber y Seferovic (Drmic, m. 46).

Goles: 1-0: Min. 28;Odriozola. 1-1: Min. 61;Ricardo Rodríguez.

Árbitro: Istvan Kovacs (Rumanía). Amonestó por España a Saúl y por Suiza a Zuber.

Incidencias: partido preparatorio del Mundial de Rusia 2018 disputado en el estadio La Cerámica de Vila-Real ante 18.350 espectadores.

vila-real - El fútbol intenso y elaborado de la selección española no encontró premio ante un rival muy compacto en un partido dominado siempre por el conjunto de Julen Lopetegui, al que le faltó claridad en los metros finales. Con mucho toque de balón y posesiones largas, el equipo español impuso su ley a lo largo del choque, pero su control del encuentro no dio de sí lo suficiente como para conseguir la victoria, sobre todo tras el error del portero David de Gea, que propició el empate para el equipo suizo.

El dominio quedó claro desde el pitido inicial. Una posesión de más de un minuto en la primera jugada del partido mostró la dinámica que pretendía imponer España y que estuvo acompañada de un remate de Thiago, que rechazó Sommer, tras haber rebotado el balón en defensor.

Con Koke y Thiago como alternativas a Busquets, ausente por gastroenteritis, la selección prodigaba su fútbol de toque, preferentemente por la banda izquierda, en la que se encontraban Iniesta y Silva, quien tuvo la segunda oportunidad para España tras una dejada de cabeza de Thiago.

A la selección de Vladimir Petkovic le costaba salir y su primera opción se registró n un remate sin peligro de Dzemali, que no interrumpió la tónica del control del juego por parte de los españoles.

Sin embargo, el 1-0 llegó en una jugada que nada tuvo que ver con el guión propuesto por España, ya que un centro desde el extremo derecha fue devuelto al centro desde el otro palo por David Silva y Odriozola, que acompañaba la jugada, remató de tiro cruzado lejos del alcance de Sommer.

La ventaja local en el marcador era fiel reflejo del desarrollo del juego, con posesiones largas de España ante un selección suiza ordenada, que tapaba bien los huecos por los que trataba de penetrar su rival. Una magnífica acción individual de Andrés Iniesta, ante la que Sommer hizo una buena parada, cerró un primer periodo jugado al ritmo del equipo español, centrado en evitar sobresaltos.

La fisonomía del partido no cambió en los compases iniciales de la reanudación, en la que nuevamente Iniesta fue protagonista con un disparo que pasó cerca del poste de la meta suiza. España insistía, jugaba con intensidad, dominaba al rival y, aunque le faltaba claridad, suyo era el control absoluto del juego cuando el partido entró en una nueva fase con las sustituciones, ya que tras las salidas de Iniesta, Silva y Costa dieron paso a Sául, Rodrigo y Asensio con más de media hora de partido por delante.

Cuando mayor era el dominio de España, una acción aislada de ataque de Suiza permitió que tras un mal rechace de De Gea, Ricardo Rodríguez empatara el partido en la primera llegada con peligro de Suiza.

España no renunció a su juego;Suiza, tampoco y el partido continuó con largas posesiones de balón de los españoles ante un rival ordenado. Los minutos finales sí que fueron de claro acoso de la selección ante la meta de Sommer y un remate de Nacho (m. 90), que rozó el palo, pudo dar la victoria a España.

Ni Diego Costa, ni Iago Aspas, ni más tarde Rodrigo se convirtieron en el estilete que presumiblemente España necesitará en Rusia.

Secciones