tormentas de la tarde de ayer

Locales y garajes anegados por las trombas de agua

Las fuertes tormentas de la tarde de ayer causaron, además, algunos problemas en la red viaria vasca

Lunes, 4 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Descargó y con ganas en la tarde de ayer el cielo plomizo que ya amenazaba en todos los pronósticos meteorológicos. Fue cosa de pocos minutos, pero suficientes para poner en aprietos a las personas que conducían por algunas de las carreteras vascas (como en Atxondo), y sobre todo a los propietarios de garajes y locales de Laudio, Amurrio, Orozko, Bergara... Tal y como informaban desde el Departamento de Seguridad, no hubo que reseñar daños personales en ninguno de los casos de alertas activadas y llamadas ciudadanas recibidas.

La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno vasco había activado el aviso por precipitaciones intensas desde las 12.00 y hasta las 21.00 horas de ayer. Y fue a partir de las 16.00 horas cuando se produjeron las precipitaciones más intensas, precedidas además de una cadena de truenos. Las tormentas afectaron a numerosas localidades vascas, lo que durante unos minutos provocó distintas incidencias en calles y locales, obligando a actuar a los efectivos del cuerpo de Bomberos y de la Ertzaintza.

Así, por ejemplo, a consecuencia del enérgico chaparrón que envolvió en un nubarrón los puntos más elevados de la geografía vasca, el agua entró sin piedad en “un buen número “de viviendas y garajes localizadas en municipios como Atxondo, Elorrio, Laudio o Amurrio. En el caso de Atxondo, el desbordamiento del río provocó la inundación de varias viviendas, situación que también se produjo en los municipios cercanos de Abadiño y Elorrio.

Precisamente, en este último municipio la carretera N-636 permaneció cortada en ambos sentidos “por grandes balsas de agua” que impedían la circulación de vehículos. También en tierras alavesas hubo problemas puntuales en “numerosas calles y edificios bajos”, fundamentalmente en los municipios de Laudio, Amurrio y en la cercana localidad vizcaina de Orozko. Desde el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco también daban cuenta de diversas incidencias en Gipuzkoa. La peor parte se la llevaron esta vez las localidades de Bergara y Antzuola, donde las lluvias anegaron locales y garajes y complicaron el tráfico en la GI-320, que permaneció varios minutos cortada, hasta la desaparición de las balsas de agua en la calzada.

En cualquier caso, las cortinas de agua provocadas por estas tormentas se fueron tan rápido como llegaron. Eso sí, las personas afectadas por las riadas tuvieron que esforzarse para limpiar las entradas a locales y garajes. Fue el caso de Antzuola, donde el centro de salud se vio especialmente afectado por las fuertes riadas que corrieron hasta este punto situado en una cota más baja. Y en Bergara, más de lo mismo ya que el agua corrió calles abajo a consecuencia de las lluvias intensas.

Y para hoy, a tenor de las previsiones de Euskalmet, estas situaciones podrían repetirse. De entrada, los cielos volverán a lucir nubosos y muy nubosos, “especialmente en la vertiente cantábrica”. En lo relativo a las precipitaciones, desde la Agencia Vasca de Meteorología apuntan a que serán “débiles” o “moderadas”;más frecuentes y abundantes por la tarde y en la vertiente cantábrica. “Localmente se pueden producir tormentas, especialmente a partir del mediodía”, sentenciaban. - DEIA

El apunte