con contrato hasta 2019

El momento de Andoni López

El lateral, con contrato hasta 2019, se examina en pretemporada después de quedarse fuera un año atrás

Pako Ruiz - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - Doce meses atrás se llevó un pequeño chasco. Fue cuando la dirección deportiva del Athletic informó de los cachorros que completarían la pretemporada con el primer equipo. En las vísperas de semejante comunicado, el nombre de Andoni López (Barakaldo, 5 de abril de 1996) asomaba en muchas de las quinielas. Sin embargo, se cayó de la lista de elegidos, reducida solo a tres valores: Unai Simón, que repite de nuevo;Unai Núñez e Iñigo Córdoba, todos ellos de las generación del 97, un año más jóvenes que Andoni, que asume que está ante su oportunidad, probablemente la última en su deseo de ganarse un hueco en el conjunto rojibanco. El viernes vio cómo se consumaba una obsesión. En esta ocasión, sí emerge entre los privilegiados, ya que, además del propio Simón, se sumará a los leones en julio junto a Iñigo Vicente, Gorka Guruzeta, Peru Nolaskoain e Iñigo Muñoz.

Andoni López, que cursa tercero de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la Universidad de Deusto, asume el reto. Es un chaval de la casa, que ya sufrió en su día un varapalo cuando no pasó el corte en Lezama en la transición de infantil a cadete y tuvo que pasar dos años en el exilio del Danok Bat, como ha ocurrido en numerosos casos en la factoría rojiblanca. En el conjunto de Fika se reivindicó para regresar a Lezama e incorporarse al segundo juvenil. Desde entonces, su progresión ha sido muy satisfactoria y se ha convertido en un fijo en todos los equipos de las categorías inferiores en los que ha ejercido, y en los que hizo muy buenas migas en la banda izquierda del Juvenil de Honor, Basconia y Bilbao Athletic con Iñigo Córdoba.

El de Bagatza, que tiene contrato hasta el 30 de junio de 2019, no es nuevo en el primer equipo, ya que debutó como león esta última campaña, aunque su recorrido se quedara en aquel único partido en Montilivi. José Ángel Ziganda, que conoce perfectamente al vizcaino, arriesgó con Andoni López en un partido complicado por el momento y por el retoque táctico que aplicó el técnico, al inclinarse por la fórmula de los tres centrales, que apenas le ha dado resultados en los encuentros en los que la introdujo. El canterano concluyó los noventa minutos, en los que fue protagonista al cometer un penalti a los seis minutos, y ya no volvió a comparecer con los leones, salvo en algún entrenamiento puntual.

mucho recorrido “Andoni ha mejorado mucho desde su época juvenil. Es un lateral con mucho recorrido, poderoso en el matiz físico y que hace muy bien el juego de ida y vuelta. Es muy completo”. La descripción la hace Gontzal Suances, uno de sus formadores en Lezama. No en vano, lo tuvo a sus órdenes en juveniles y en su etapa en el Basconia, en las que dejó sensaciones muy positivas, como también ocurrió con su presencia en la campaña 2014-15 en la UEFA Youth League, la denominada Champions juvenil. Suances, que ha decidido cerrar su época de segundo de Aitor Larrazabal en el Amorebieta y en el Barakaldo para volver a emprender a medio plazo una nueva experiencia en solitario, añade que el perfil de su expupilo poco o nada tiene que ver con el de Enric Saborit, ya fuera del Athletic, pese a sus parecidos físicos: “Son, incluso, contrarios. Sabo tiene mucha calidad y templanza. Andoni es más físico, llega mucho arriba, tiene buen golpeo, es valiente e intenso”.

El extécnico de Lezama rememora el buen feeling del que presumían Andoni López y Córdoba tanto en los dos equipos juveniles como en el Basconia y en el Bilbao Athletic. “Se compenetraban a la perfección”, subraya Suances, que pone el acento en la libertad de la que gozaban ambos: “Ese buen entendimiento les permitía tener libertad de movimientos en el sentido de que sabían aprovechar los espacios que ejecutaban entre los dos. Hacían una muy buena pareja, porque estamos hablando de dos chavales nobles y muy trabajadores, además de la calidad que atesoran”.

Suances resalta la irrupción de Córdoba, un año más joven que Andoni, y confía en que el lateral pueda aprovechar también la ocasión para convencer al Toto Berizzo. “Me ha hecho mucha ilusión por la progresión que ha llevado. Le costaba en algunos matices tácticos, pero ha mejorado mucho en ellos. Tiene bastante recorrido, están Balenziaga y Ganea, y si no se queda en el primer equipo, una buena salida sería ir cedido a un Segunda”, reflexiona.