ezkerraldea

Alumnado de Sodupe crea el mejor vídeo de la zona contra el consumo de alcohol

El grupo de 2º de ESO del colegio Avellaneda de Sodupe se llevó el primer premio del certamen Iceberg de la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces.Foto: Miguel A. Pardo

El grupo de Segundo de ESO gana el concurso Iceberg de la OSI de Ezkerraldea Enkarterri Cruces

Miguel A. Pardo - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Santurtzi - El alcohol está muy presente en la sociedad. Demasiado. Aparece en casi cualquier celebración del día a día y esa cotidianización de su consumo hace, muchas veces, que no se vea lo nociva que es su ingesta, sobre todo, en cantidades excesivas. Esa cara desagradable, esa cruda realidad de las bebidas alcohólicas, es la que han reflejado de forma original y directa los alumnos de Segundo de ESO del colegio Avellaneda, de Sodupe, en el vídeo que este grupo de jóvenes de entre 13 y 14 años presentó al concurso del programa Iceberg, organizado por la OSI de Ezkerraldea Enkarterri Cruces, con el que ganaron el primer premio, por delante de otros 1.500 estudiantes que presentaron sus trabajos al certamen.

Por todo ello, ayer fueron premiados y reconocidos en la Casa Torre de Santurtzi en un acto en el que ejercieron de maestros de ceremonias la directora de Salud Pública del Gobierno vasco, Miren Dorronsoro;la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo, y el director gerente de la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces, Santiago Rabanal. “Es de agradecer que tantos y tantos jóvenes hayan tomado parte en este certamen con el que buscamos sensibilizar no solo a los jóvenes, sino también a los mayores de los peligros del consumo de alcohol”, apuntó Dorronsoro.

La creación de los alumnos del colegio Avellaneda es una obra corta pero muy explícita en la que muestran los efectos nocivos de la ingesta de alcohol. Muestran el bien y el mal y lo hacen de una manera original, con el Maestro Yoda mostrando lo que se debe hacer y Darth Vader, indicando lo que es ir al lado oscuro en lo que al consumo de alcohol se refiere. Así se titula la obra, Ez joan alde ilunera.

“Es una idea que fue surgiendo entre todos. Sara, nuestra profesora, nos ha ayudado mucho. Queríamos mostrar el bien y el mal, las dos caras, los dos caminos que podemos tomar ante el consumo de alcohol”, explicaron los estudiantes que, como premio, realizarán una excursión al Museo Guggenheim y una vista a una sala de scape room. Pero, quizá, el premio sea lo de menos, lo más importante es aprender la lección de que con el alcohol no se juega, que es una sustancia lo suficientemente nociva como para banalizar su consumo excesivo.

“La teoría la saben bien y la han sabido aplicar genial en el vídeo que han hecho. Esperemos que, si no sirve para evitar que consuman alcohol, sirva, al menos, para hacer que el inicio del consumo sea lo más tardío posible y, siempre, de una forma responsable”, apuntó Sara Menchaca, profesora de Avellaneda.

En el rodaje de esta peculiar historia, el alumnado también ha disfrutado mucho. “La escena que más nos costó rodar fue en la que hacíamos un botellón, nos daba la risa”, apuntaron estos jóvenes que, con 13 y 14 años, marcan el camino al resto de la sociedad en una cuestión tan importante como es el consumo de alcohol.

Secciones