lo concede el Parlamento Europeo

El Premio Sájarov celebra 30 años como bastión para la libertad de conciencia

Conmemora las tres décadas con conferencias devarios de los galardonados

El Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia que desde 1988 concede el Parlamento Europeo (PE) se reivindicó en la celebración de su 30 aniversario como bastión comunitario en la lucha por los derechos humanos y herramienta transversal para la política exterior de la Unión Europea (UE).

EFE - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 15:25h.

BRUSELAS. "Lo importante es la diferencia que marcamos en la vida de los demás" a través de la "presión" de los 28 Estados miembros y "uno de los mercados más grandes del mundo", declaró el vicepresidente del PE a cargo de Derechos Humanos y Democracia, el eurodiputado italiano del antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S), Fabio Massimo Castaldo.

Lo hizo en la segunda de dos jornadas de conferencias con diversos laureados por ese premio que otorga anualmente la Eurocámara, empezando en 1988 por el entonces activista sudafricano Nelson Mandela, más tarde presidente de su país y Premio Nobel, y terminando por la oposición democrática venezolana, reconocida con el Sájarov en la edición de 2017.

En la conmemoración de las tres décadas del premio, que toma su nombre de Andrei Sájarov, un físico nuclear soviético y activista en favor de los derechos humanos laureado con el Nóbel de la Paz, participaron algunos de los galardonados en la historia del galardón.

Estuvieron representados, entre otros, las Madres de Plaza de Mayo (1992);las activistas yazidíes Nadia Murad Basi Taha y Lamiya Ayi Bashar, víctimas de esclavitud sexual perpetrada por el grupo yihadista Estado Islámico en Irak (2016), el médico congoleño Denis Mukwege (2014), dedicado a ayudar a mujeres violadas en zona de guerra o el opositor cubano Guillermo Fariñas (2010).

"Tenemos que nacer para combatir el mal, que significa la no democracia en cualquier lugar del mundo", dijo Fariñas en su intervención en la que pidió que el Sájarov sea "una caja de resonancia para la democracia".

El disidente cubano, que ha convertido sus 25 huelgas de hambre en su principal herramienta de lucha contra el castrismo, dijo estar promoviendo "que el Parlamento Europeo señale a todo aquel militar o gobernante que le tire a un manifestante pacífico" sea "en Europa, en América, en Asia o en África".

"Que sea repudiado públicamente, que haya sanciones económicas, sanciones diplomáticas" contra quienes no respeten los derechos humanos, agregó Fariñas, que terminó su intervención recordando a dos Damas de Blanco detenidas actualmente en Cuba.

En ese sentido, Yamile Saleh, madre del disidente venezolano encarcelado Lorent Saleh, denunció que su hijo ha sido "secuestrado por el Gobierno venezolano" y pidió ayuda a la Eurocámara y al resto de premiados para lograr su liberación.

"Lleva 26 meses en una celda llamada 'la tumba', a cinco pisos bajo tierra. ¿Saben lo que es eso? Lo han torturado física y psicológicamente (...). Me lo han condenado a muerte. Vengo a pedir ayuda a todos los galardonados por un joven que puede ser el hijo de cualquiera. (...). Yo simplemente soy una mamá. Y mi hijo solo quería libertad y respeto", dijo Saleh, visiblemente emocionada.

La eurodiputada liberal independiente Beatriz Becerra, vicepresidenta de la subcomisión parlamentaria de DDHH, subrayó ante el auditorio que "el Sájarov es para siempre" y llamó a defender conjuntamente la libertad de pensamiento en todo el mundo.

"Cuando nos tocan a uno nos tocan a todos (...). Sea en Irak, Venezuela o Arabia Saudí, la tarea nos incumbe a todos", dijo.

Por su parte, el eurodiputado de Podemos Xabier Benito pidió "tratar los derechos humanos como algo transversal a todo lo que la Unión Europea haga", ya sea en materia de política exterior, energética o vecindad.

En la sesión de conferencias de la víspera, la activista maya guatemalteca exiliada en España Aura Lolita Chávez, finalista del Sájarov, pidió a la Eurocámara que envíe una misión a su país para estudiar sobre el terreno los casos de abusos a los defensores de los derechos humanos.

En esa misma jornada intervino también la copresidenta de la red Sájarov de Libertad de Conciencia, Patricia Gutiérrez, quien agradeció a la Eurocámara la "presión internacional" que ha contribuido a la liberación de prisión de su esposo, el opositor venezolano Daniel Ceballos.