Merino espera al Athletic

Mikel Merino celebra un gol con el Newcastle. (AFP)

El Newcastle no vetará la salida del navarro, pero aguarda una oferta de compra desde Ibaigane

Pako Ruiz - Jueves, 7 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - Junio es un mes de intenso trabajo en los despachos. Es temporada alta para los representantes de jugadores y para las direcciones deportivas de los clubes. El Athletic no es ajeno a esta corriente de verano, como lo reconoció el propio Josu Urrutia el pasado lunes, durante la presentación de Dani García como nuevo futbolista rojiblanco. El presidente de la entidad bilbaina recalcó que está atento al mercado y no descarta cerrar una nueva operación durante esta época estival. Una de ellas la protagoniza el caso Mikel Merino (Iruñea, 22 de junio de 1996), un objetivo que no es nuevo para el Athletic, que ya estuvo cerca de consumar su contratación en el último mercado de invierno. Movimiento que se frustró por las peticiones económicas del Newcastle, club en el que milita el navarro, y sobre todo por el veto que impuso Rafa Benítez, el técnico de las urracas y máximo valedor del centrocampista.

El Athletic no se dio por vencido después de aquellas calabazas en enero y emplazó al club inglés a retomar las conversaciones al final del presente curso. El rol de Merino desde enero en el Newcastle ha ido, además, decreciendo con el paso del tiempo, ya que ha tenido mucho menos protagonismo del esperado, con solo tres titularidades y ocho encuentros en los que estuvo inéditos, incluso en tres de esas jornadas del tramo final de la Premier League no llegó ni a estar convocado por Benítez, que a día de hoy se muestra dispuesto a no poner tantas trabas a una hipotética salida del exjugador de Osasuna y Borussia Dortmund, que ya no es tan prioritario para su nuevo proyecto.

Mikel Merino ha declarado recientemente en medios ingleses que su mente está puesta en el próximo curso en el Newcastle, donde al parecer quiere dar el nivel que no ha podido ofrecer esta campaña. Con todo, la procesión va por dentro. El navarro, que en pocos días cumplirá los 22 años de edad, asume que no goza de un papel de protagonista en Tyneside, por lo que maneja un futuro lejos de las urracas, escenario en el que asoma el Athletic, con el que ya mantuvo contactos el pasado enero. Entonces, las conversaciones avanzaron en muchos matices y el jugador espera un nuevo movimiento por parte de Ibaigane, que ya le ha hecho saber que mantiene el mismo interés por hacerse con el internacional sub’21, pese a que el Betis también ha llevado a cabo un primer acercamiento, aunque sin dirigirse al Newcastle.

prioridades Mike Ashley, propietario del club inglés, se encuentra a la espera de que el Athletic le transmita una oferta por el jugador, del que no quiere desprenderse por menos de diez millones de libras (unos 11,5 millones de euros). Ha habido algunos sondeos, pero sin entrar en detalles. El de Iruñea permanece al margen de esos movimientos, pero su prioridad en caso de salir estaría en Bilbao, según fuentes consultadas. También conoce las aproximaciones del Betis e, incluso, de la Real Sociedad, según algunas informaciones, pero valora el interés que viene de antaño por parte del Athletic, que le ofrecería un contrato entre cuatro y cinco campañas y con una ficha acorde a la apuesta desde Ibaigane, que también quiere rebajar el precio de la operación.

Ashley juega sus bazas, conocedor del mercado reducido del Athletic, aunque también sabe que parte como el comprador más fiable para Mikel Merino. El propietario del Newcastle sabe que el navarro no es una prioridad para Benítez, que ya ha pedido a su jefe un esfuerzo para reforzar la plantilla y, en concreto, su línea medular, por lo que Merino tendría menos opciones de disfrutar de minutos. El técnico madrileño, a tenor de ciertas publicaciones, ha puesto sobre la mesa los nombres de Thiago Maia, un centrocampista brasileño de 21 años que ha destacado en las filas del Lille francés;y del holandés de origen caboverdiano Garry Rodrigues, un interior derecho que milita en el Galatasaray y con pasado en el Elche. El caso Mikel Merino continúa abierto.

Secciones