Sánchez ata un equipo comprometido con la igualdad de género y europeísta

El presidente compone un gobierno para quedarse, sin guiños a Podemos, y con intención de evitar un adelanto electoral

Igor Santamaría - Jueves, 7 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO - Europeísta, de perfil profundamente técnico y con mayoría de mujeres (11 de 17 carteras, el 61,1%) es, de entrada, la adjetivación del equipo de gobierno que liderará Pedro Sánchez y que completó ayer con la designación de la nómina de ministros conocida a modo de goteo, y donde destaca el nombramiento del juez Fernando Grande-Marlaska como responsable del Interior y el de Dolores Delgado en Justicia, dejando la era pos-ETA y la papeleta de los presos en manos de dos juristas;así como el de Margarita Robles con la cartera de Defensa, la exconsejera vasca Isabel Celaá en Educación y ministra portavoz, o el de Cultura y Deporte, el periodista televisivo Màxim Huerta. Quien quedó fuera de juego en esta relación es finalmente Patxi López. “Es el reflejo de una sociedad española que no pierde nunca la esperanza, trabaja y estudia, que lucha por encontrar su camino profesional. Sus miembros saben que la política no es una carrera profesional y que exige dialogar, escuchar y consensuar con el que no piensa igual. Progresista, modernizador y europeísta”, definió a su equipo Sánchez, para quien todos sus ministros “atesoran una acreditada preparación y vocación de servicio público, de lo mejor que da España. Es paritario, intergeneracional, abierto al mundo pero anclado en la UE, de una sociedad altamente cualificada”.

No se trata de un gobierno de aliño para aguantar unos cuantos meses. Su peso político y su solvencia técnica le convierten en un gabinete con intención de quedarse e incluso agotar la legislatura y evitar el adelanto electoral.

En su comparecencia sin preguntas tras informar al rey de sus decisiones, Sánchez señaló que su gabinete es el espejo del movimiento feminista del 8 de marzo que, a su juicio, cambió el Estado español. Agradeció a todos sus ministros que hayan aceptado la oferta para entrar en su Gobierno, aun a costa de que eso suponga, en algunos casos, aparcar unas “prestigiosas carreras profesionales para servir a los ciudadanos”.

El nuevo Ejecutivo está “preparado para abordar la modernización de la economía”, la consolidación del ritmo de crecimiento económico, la lucha contra la desigualdad, la regeneración democrática y retos internacionales como el combate contra el crimen organizado y el terrorismo yihadista. Sánchez explicó los motivos que le han llevado a recuperar varios Ministerios eliminados con la crisis y la llegada del PP a Moncloa. Así, justificó el regreso del departamento de Cultura porque esta rama representa una “fuente de riqueza intelectual” pero también por su potencial de creación de empleo: el de Industria por ser una vieja reivindicación del sector;y el de Transición Ecológica por la necesidad de compensar la falta de atención prestada por el PP a la imperiosa tarea de construir un futuro sostenible. Y se refirió a la creación de la figura del Comisionado contra la pobreza infantil que dependerá de Presidencia.

Sobresale el magistrado Fernando Grande-Marlaska (Bilbao, 1962), que sustituyó en 2004 a Baltasar Garzón en la Audiencia Nacional. En 2012 pasó a ser presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y en 2013, vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PP. Margarita Robles (León, 1956) se convierte en la tercera mujer en ocupar la cartera de Defensa, después de Carme Chacón (PSOE) y María Dolores de Cospedal (PP). Se mantuvo fiel a Sánchez en los dramáticos días de enfrentamiento del partido en el que no milita y le apoyó en las horas más bajas e inciertas del hoy presidente. En este último año ha ejercido como la portavoz del grupo parlamentario socialista en el Congreso.

El astronauta Pedro Duque (Madrid, 1963), ingeniero aeronáutico y primer astronauta español, será el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades. Dolores Delgado (Madrid, 1962) dirigirá el Ministerio de Justicia y ejerce como fiscal especializada en yihadismo, miembro del Consejo Fiscal y una gran defensora de la Justicia Universal y los Derechos Humanos. La nueva titular del Ministerio de Trabajo será Magdalena Valerio (Cáceres, 1959). Su nombramiento marca una prioridad clara para su cartera: las pensiones. Además, la exconsejera de Educación del Gobierno vasco con Patxi López, Isabel Celaá (Bilbao, 1949), de 69 años, será la nueva ministra de Educación;y Margarita Robles llevará la cartera de Defensa.

Luis Planas (Valencia, 1952) asumirá la cartera de Agricultura. Fue consejero de Medio Ambiente en la Junta de Andalucía y embajador representante de España en la UE. Reyes Maroto (Medina del Campo, 1973) se erige en la titular de Industria, cartera que Sánchez prometió crear. Teresa Ribera (Madrid, 1969), exsecretaria de Estado de Medio Ambiente y Cambio Climático, será ministra para la Transición Ecológica. Una de las sorpresas fue la del rostro televisivo Màxim Huerta (Valencia, 1971). Periodista y escritor, licenciado en Ciencias de la Información, trabajó en Informativos Telecinco un lustro y en 2005 se sumó al programa de Ana Rosa.

calviño, bien recibida Tras lanzar un mensaje contra el independentismo con Josep Borrell, el socialista trasladó tranquilidad a la Unión Europea telefoneando a Jean-Claude Juncker, y le explicó por qué confió el Ministerio de Economía a la hasta ahora directora de Presupuestos de la UE, Nadia Calviño, una noticia que fue muy bien recibida en Bruselas. Pero también en el mundo económico y en los mercados. La presidenta del Santander, Ana Patricia Botín, lo celebró en Twitter: “Es una garantía de que España seguirá aumentando su peso en las instituciones europeas”.

Además, Sánchez fichó a una consejera de Susana Díaz, María Jesús Montero, para Hacienda. Y es que el secretario general del PSOE presidirá un Gobierno “feminista” en el que destacan mujeres en puestos de máxima relevancia. La vicepresidenta única será Carmen Calvo, también responsable de Igualdad, situando la política en favor de la mujer en Moncloa.

Calviño, el nombramiento de una liberal comprometida con Europa, es toda una declaración de intenciones: Sánchez apuesta por la estabilidad económica y el cumplimiento estricto de los parámetros económicos que marca la UE, en contra de lo que reclama Podemos. La prioridad económica es atajar desde un primer momento cualquier incertidumbre en los mercados. El presidente lanzó a la vez un potente mensaje a las comunidades autónomas por la financiación pendiente.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, de la máxima confianza de Sánchez, dirigirá la estratégica cartera de Fomento. El Ministerio más inversor se convertirá en clave de la relación del Ejecutivo con todos los territorios, incluidos los siete presididos por socialistas. La catalana Meritxell Batet será la encargada de tender puentes y retomar el diálogo con el Govern de Quim Torra. La valenciana Carmen Montón ocupará Sanidad.

los 17 ministerios