Laudio-Nerbioi

La reforma de la A-625 entre Orduña y Amurrio se iniciará el próximo año

La Diputación de Araba está ya redactando el proyecto con idea de sacar a licitación los trabajos este otoño

Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Amurrio - El proyecto de mejora y acondicionamiento de la carretera A-625 entre las localidades de Amurrio y Orduña saldrá a licitación este otoño y la previsión es que las obras comiencen a ejecutarse durante la primavera de 2019. Así se comprometió ayer el diputado de Infraestructuras Viarias y Movilidad, Josu López Ubierna, ante las Juntas Generales de Araba en el transcurso de una comparecencia en la que incidió en la necesidad de abordar una actuación dirigida a “dar una solución definitiva a un tramo de alta concentración de accidentes”.

Sobre el trazado definitivo que tendrá la vía, destacó que “garantiza la seguridad, ofrece un buen acceso a las zonas industriales de Amurrio, permite la construcción de cruces a nivel tipo glorieta, minimiza la ocupación de terrenos, asegura la continuidad del Parque Lineal del Nervión y tiene en cuenta las necesidades de la afición al ciclismo”. En concreto, el proyecto contempla la reforma de la carretera en un tramo de 3 kilómetros, la eliminación de los cambios de rasante y curvas peligrosas y la ordenación, con criterios de seguridad, de los accesos a los distintos núcleos de población y propiedades particulares. Además, incluye un enlace a desnivel para conectar la vía principal con las zonas industriales de Amurrio que incorpora modificaciones respecto al proyecto inicialmente previsto para reducir la ocupación de suelo en al menos 6.500 metros cuadrados.

Lo que se ha descartado es realizar, en esa conexión con los polígonos empresariales, una rotonda a nivel, una glorieta que según un informe presentado ante las Juntas Generales de Araba resulta inviable por “incumplir la normativa” que obliga a que los cruces en carreteras con un tráfico medio superior a los 5.000 vehículos al día se efectúen mediante enlaces a desnivel.

En el caso de la carretera A-625, esta última opción constituye, según el equipo técnico del Departamento, la forma más segura de resolver un cruce porque preserva la continuidad y homogeneidad del itinerario prioritario, reduce al mínimo los conflictos de tráfico y los índices de accidentabilidad, facilita la entrada y salida de vehículos pesados a las empresas de los polígonos industriales, y ofrece más garantías a los ciclistas. - S. M.

Reforma A-625