La deuda sigue siendo de seis millones

Muchos accionistas, aficionados y extrabajadores del club acudieron a la reunión. (Borja Guerrero)

Hacienda, con 2,8 millones, es el principal acreedor del club

Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Bilbao - Como introducción a la reunión informativa, Koldo Mauraza realizó un repaso a la evolución de la situación económica del club desde el ejercicio 2013-14, que es cuando se llevó a cabo el cambio de gestores en el seno del Bilbao Basket. Así, apuntó que en 2014 el consejo se encontró una deuda de 6,3 millones de euros -seis a corto plazo y 0,3 a largo- a lo que habría que sumar 2,3 millones de resultado negativo en el ejercicio anterior. Cuestionado por la situación actual de la deuda, a pesar de que el último curso no se ha cerrado aún, estimó que estará “en 1,4 o 1,5 a corto plazo y 4,5 aproximadamente a largo”. Tampoco ocultó que Hacienda es, a día de hoy, el principal acreedor del club. Al término del anterior curso, lo adeudado se situaba en 2,8 millones. A partir del 28 de julio empezarán los pagos mensuales -50.000 cada vez- y, al igual que con el resto, se están negociando nuevos plazos dentro del preconcurso.

Mauraza hizo hincapié en la bajada de las pérdidas en los anteriores cuatro cursos -de 2,3 millones a 36.000 euros- y en la mejora de los datos del fondo de maniobra -de un saldo negativo de 5,9 millones a otro de 1,6-, pero “el no haber mantenido la categoría supone una importante merma de ingresos -TV, patrocinios, taquilla...- lo que afecta a la viabilidad del club. El descenso nos obliga a atender la deuda histórica del club con menos ingresos, lo que nos llevó a finales de mayo a presentar una solicitud de preconcurso de acreedores, fase en la que nos encontramos. Confiamos llegar a un acuerdo con los acreedores que ponga fin a la precaria situación económica y financiera del club y que nos permita afrontar retos de futuro con garantía suficiente de éxito. El descenso nos obliga también a diseñar una estructura de club que se adapte a las necesidades de la categoría y a los recursos que se recogerán en los presupuestos. Por ello nos hemos visto obligados a tomar la dolorosa decisión de prescindir de la mayor parte de la plantilla, reduciéndose a dos personas. Intentaremos recuperarles en la medida de lo posible”.

Sobre el escenario de LEB, el consejo tiene claro la importancia de los ingresos por abonos y taquilla: “Si siguiéramos los mismos abonados con una media de 200 euros, tendríamos el presupuesto cubierto”. - J. L.

Secciones