Buffon

Buffon y el club de los cinco

El guardameta italiano, que ganó la Copa del Mundo de Alemania en 2006, no podrá estar presente en la edición de este año en Rusia, lo que le hubiese convertido en el primer futbolista en disputar seis Mundiales

Aner Gondra - Lunes, 11 de Junio de 2018 - Actualizado a las 19:53h.

Las lágrimas de Buffon conmocionaron a todo el mundo del fútbol el pasado 13 de noviembre. Acababa de terminar el partido sin encajar un solo gol, manteniendo intacta su meta, pero el empate sin goles ante Suecia dejaba a Italia sin el salvoconducto para acudir en verano al Mundial de Rusia. Un drama para un país tetracampeón del mundo, un sueño roto en mil pedazos para su capitán. Gianluigi Buffon se quedaba sin la oportunidad de tener un capítulo para él solo escrito en letras de oro en la historia del fútbol. A sus 39 años (hoy ya tiene 40) a Buffon se le cerraba de golpe la puerta del que iba a ser su sexto Mundial. Debía conformarse con compartir el récord de más mundiales disputados con el alemán Lothar Matthäus y el guardameta mexicano Antonio Carbajal. Ellos tres son el club de los cinco.Fue también en una ronda de repesca para un Mundial cuando Buffon debutó con la selección azzurra. Fue en 1997 en un duelo en el que transalpinos y rusos se jugaban una plaza para el torneo que el año siguiente se iba a celebrar en Francia. El portero titular, Pagliuca, fue expulsado y Buffon entró desde el banquillo para iniciar un idilio con su selección que se alargaría durante veinte años.Por aquel entonces todavía era guardameta del Parma. No sería hasta tres años después cuando se instalaría bajo el larguero de la Juventus... durante 17 temporadas. En el Mundial de 1998 Gianluigi entró en la convocatoria, pero no disputó un solo partido, ya que Toldo y Pagliuca estaban por delante suyo en los planes del seleccionador.La leyenda de Buffon en los Mundiales comenzó a cimentarse en la edición de 2002, cuando ya era titular, aunque en Asia la azzurra no brilló especialmente. Italia se clasificó con más pena que gloria en la fase de grupos y Corea del Sur los envió de vuelta a casa en la primera eliminatoria. En 2006, en cambio, Italia sumo su cuarta victoria en un Mundial, algo que no conseguía desde 1982, en España.Australia, Ucrania y Alemania fueron sus víctimas en las eliminatorias, después de que Italia brillase en la fase de grupos ante Ghana, República Checa y Estados Unidos. En la final, tras empatar en los noventa minutos reglamentarios contra Francia y vivir el lance entre Zidane y Materazzi en la prórroga, Buffon vivió la tanda de penaltis más importante de su vida. El meta no tuvo que atajar ninguno de los lanzamientos galos. Italia se proclamó campeona al anotar sus cinco penaltis y Trezeguet estrellar el suyo en el larguero.A Buffon le aguardaban dos Mundiales más, los de Sudáfrica y Brasil, en 2010 y 2014 respectivamente. Italia firmó en ambos una actuación lamentable, no pasando de la fase de grupos en ninguna de las dos ediciones. Ese declive se ha visto culminado con la no clasificación para Rusia en la eliminatoria de repesca ante Suecia. Con las lágrimas de Buffon se acabó un era. Al fútbol italiano le toca reinventarse y a Buffon buscar nuevos retos a sus 40 años lejos de la Azzurra y aprender a disfrutar de los privilegios que conlleva ser socio del selecto club de los cinco.