El petróleo dispara las ventas de las empresas vizcainas a EE.UU.

Sin contar la energía, el volumen de exportaciones de Bizkaia al país norteamericano apenas varía en 2018. Acero y aluminio, penalizados por los aranceles, suman poco más del 2% del total

A. Legasa - Lunes, 11 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - La guerra comercial iniciada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es una amenaza para la economía mundial, pero a la hora de evaluar los riesgos a nivel local en general los expertos coinciden en llaman a la calma. En el caso de Bizkaia, EE.UU. es el tercer destino de las exportaciones del territorio, solo por detrás de Francia y Alemania, y las ventas al país norteamericano están creciendo con fuerza. En un año las exportaciones han subido más del 80% debido al ascenso de los productos energéticos -petrolíferos y minerales-. Descontando este factor, las relaciones comerciales con EE.UU. apenas varían y acero y aluminio, los productos penalizados por los aranceles, siguen suponiendo poco más del 2% del total de ventas.

Hay que remarcar, aun así, que el acero y el aluminio muestran tendencias opuestas en el último año según los datos de la Cámara de Comercio de Bilbao. Dentro del peso limitado que tienen dentro del total de exportaciones, las ventas de hierro y acero se duplican en el primer trimestre del año en relación al mismo periodo de 2017 hasta algo más de 7 millones de euros. El aluminio, por su parte, de desploma y el volumen vendido a EE.UU. cae por debajo del millón de euros en los primeros tres meses del año.

De esta forma, ambos productos afectados por las medidas arancelarias de Trump vienen a suponer alrededor del 2,4% de todo lo exportado por Bizkaia a ese país, que en total ascendió a 331 millones de euros entre enero y marzo.

La cifra global casi duplica la del primer trimestre de 2017 y es con diferencia la más alta de los últimos diez años, pero el incremento está muy condicionado por el ascenso de los productos energéticos. De fondo, la composición del cuadro exportador de las empresas vizcainas no ha cambiado demasiado.

Según los datos de la Cámara, el volumen total de ventas ha crecido en un año el 81,6%, lo que supone 149 millones más. Sin embargo, son los productos energéticos los responsables de este incremento. Los derivados del petróleo y minerales suben un 147% en doce meses hasta un total de 245 millones, dos terceras partes de todas las ventas vizcainas a Estados Unidos, que en el caso de los combustibles sí es el primer país receptor.

El peso de este subsector tiene mucho que ver con la actividad de la refinería Petronor de Muskiz, una de las empresas tractoras del territorio histórico a nivel económico y laboral. El año pasado la refinería alcanzó un nuevo récord de producción pese a realizar una larga parada técnica y los datos de exportaciones apuntan a que en 2018 se mantiene la tendencia al alza. Casi la mitad del movimiento del Puerto de Bilbao el año pasado estuvo vinculado a la actividad de la refinería.

Dejando de lado el avance del sector energético, las ventas de Bizkaia a EE.UU. suben en un año en poco más de dos millones de euros, un 2,9% más, por lo que se puede decir que no hay un cambio sustancial. El repunte en el resto de productos a Estados Unidos está, de hecho, muy por debajo de la subida media de las exportaciones vizcainas a nivel global, que ronda el 15% interanual.

La conclusión es por tanto que la dependencia del motor exportador vizcaino de la economía estadounidense es relativa. Sí es verdad que es un mercado claramente al alza sobre todo a partir de 2015 pero lo es sobre todo por el continuo avance de los bienes energéticos. Eso implica que, en lo relativo a los productos afectados por la nueva política arancelaria de la Casa Blanca, la industria vizcaina está a salvo o, al menos, no está en peor situación que el año pasado.

Ese mensaje tranquilizador vienen enviando también las asociaciones empresariales. Ampliando el foco, Euskadi vende a EE.UU. unos 200 millones al año en acero a través de una veintena de empresas, lo que representa menos del 10% de todo lo que exporta la siderurgia vasca. Una parte relativamente pequeña que, según la propia FVEM, la patronal vizcaina del metal, podría encontrar acomodo en otros países.

maquinaria En cuanto a los productos no energéticos, destacan las exportaciones en el ámbito de la maquinaria, con 35 millones de euros y un crecimiento del 7%, y los metales comunes y sus manufacturas, con 27 millones de euros. Estos dos sectores concentraron en el primer trimestre la mayor parte de las ventas no energéticas a EE.UU.

Dentro del sector de maquinaria sobresale la exportación de máquinas y aparatos mecánicos, mientras en el sector del metal común destacan las herramientas y la cuchillería. En este subgrupo se encuentran el hierro y el acero, que sube hasta algo más de 7 millones, y la bajada en casi 10 millones del aluminio y sus manufacturas. Dos tendencias opuestas en las que incidirá de manera directa la decisión de Trump de recargar en un 25% el precio del acero que entra en EE.UU. y en un 10% el del aluminio.

ventas a ee.uu.

total de ventas

331