igualdad, diversidad e inclusión

Europa aborda las necesidades ciudadanas

Europa reflexiona en Bilbao sobre ciudadanía (Oskar M. Bernal)

Bilbao acoge desde ayer y hasta mañana la conferencia del Consejo de Municipios y Regiones Europeas

Olga Sáez - Martes, 12 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - “¡Viva la solidaridad!”, clamó ayer la premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú en su intervención en la conferencia del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE) que se celebra en Bilbao hasta mañana para tratar sobre igualdad, diversidad e inclusión. Las palabras de la activista guatemalteca rubricaron la intervención del lehendakari del Gobierno vasco, Iñigo Urkullu, que subrayó que “la solidaridad y el compromiso forman parte de la cultura del pueblo vasco” y que las instituciones de Euskadi trabajan con el modelo del Desarrollo Humano Sostenible y “los valores de la igualdad, el respeto a la diversidad y la inclusión social forman parte de nuestro ideario”.

Las instituciones europeas han puesto los pies en la tierra. Han dejado a un lado las grandes políticas macroeconómicas financieras para abordar un tema que incumbe a las necesidades sociales de sus ciudadanos y pretenden unificar criterios en políticas de igualdad para juntos crecer. Así lo expresaron ayer en el Palacio Euskalduna los más de 500 representantes locales y regionales europeos que participan desde ayer en la conferencia.

Urkullu sostuvo que “la persona es el eje central de la actuación de las instituciones públicas y la justicia social forma parte del ideario del pueblo vasco”.

Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao, que fue el encargado de inaugurar el multitudinario acto por la inclusión, señaló que “es una magnífica oportunidad para debatir y aprender sobre la igualdad, la diversidad y la inclusión, elementos que tienen, y sin duda van a tener cada vez más, un peso relevante en la organización y gestión de nuestras sociedades, por supuesto a nivel de los estados, pero sobre todo a nivel de los municipios y las regiones que conformamos en este caso Europa”. Para Aburto, “esta conferencia es también una enorme oportunidad para seguir posicionándonos a nivel internacional como la ciudad abierta, comprometida, cohesionada y solidaria que somos y aspiramos a ser cada día”. Y Stefano Bonaccini, presidente del CMRE, declaró que “la desigualdad, la discriminación y la exclusión social, son nuevas realidades que afectan a la vida cotidiana de las personas y a las que debemos hacer frente”.

Para Imanol Landa, presidente de la Asociación de Municipios Vascos, “es una oportunidad para renovar nuestro pacto entre municipios europeos, desde una visión común y el compromiso compartido de seguir innovando en nuestras políticas y servicios públicos en beneficio de las personas”.

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero, reclamó la participación de los municipios en el diseño de la “política de cohesión” de la Unión Europea y dejar de ser unos “meros gestores” de los Fondos de Cohesión ya decididos en otros ámbitos.

Y son tiempos para ocuparse de estos asuntos porque, y lo advirtió la premio Nobel de la Paz, “el fascismo se está agrupando en todo el mundo en torno a las ideas del racismo y la xenofobia”. De hecho, Menchú opinó que “el mundo es cada vez más intolerante y que hay una actitud reaccionaria contra el otro fruto de un odio que es el mismo en el Tercer Mundo y en los países europeos”.

La jornada de ayer la cerró la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal para quien “los retos que Euskadi tiene en materia social requieren que las políticas públicas incrementen valores y solidaridad, prevean y eviten situaciones de vulnerabilidad”.

Secciones