Una marea de diferentes construye igualdad

Representantes de más de cuarenta países exponen estos días sus buenas prácticas en igualdad, inclusión y diversidad

Un reportaje de O. Sáez - Martes, 12 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

SI las diferencias nos unen, el Palacio Euskalduna es desde ayer un laboratorio de ideas y propuestas en el que más de 500 personas intercambian sus políticas sobre Igualdad, Inclusión y Diversidad. Hay representantes de más de cuarenta países, en su mayoría de Europa, pero también de otros continentes como América, África y Asia. Y, gracias a la interactuación entre todos ellos, podremos conocer las experiencias más avanzadas en esta materia y así crecer.

Sari Rautio expone algunas de las claves con la que trabajan en la ciudad finlandesa de Hameenlinnan. “Hemos desarrollado un sistema de contratación pública por el que solo pagamos por los resultados positivos”. Rautio pone como ejemplo que “si en el caso de la inmigración el objetivo es que cada vez un mayor número de inmigrantes empiecen a trabajar, solo se pagará ese servicio público una vez que la personas esté trabajando”.

Además, se respeta en todos los cargos públicos el 40-60. Es decir, la proporción mínima de mujeres debe de ser del 40%. Incluso en los consejos de administración de las empresas se mantiene esta proporcionalidad, siempre que haya una implicación del sector público. En su caso, señala que “todas las portavoces de mi alcaldía son mujeres”. Y apunta también que cuando se financian proyectos, ya sean deportivos o culturales, también se cumple la proporcionalidad entre niños y niñas.

Johanna Lonkaskorpi es la concejala de Asuntos Sociales y teniente de alcalde de la ciudad finlandesa de Tampere, una de las urbes más grandes (200.000 habitantes) para los estándares del país finés. Entre las políticas que desarrollan, destaca el proyecto educativo con el que “garantizamos que todos los niños y niñas tengan las misma educación independientemente del sector o el estrato social del que proceda la familia”.

Esto lo hacen posible, según expone, porque “tenemos el mismo modelo de escuela en todo el país”. Y, “son todo escuelas públicas”. Lonkaskorpi dice que únicamente, “hay alguna escuela privada, pero todas las escuelas que pertenecen al sistema general finlandés tienen el mismo sistema”. Añade que esto “garantiza que un niño de una familia rica tenga las mismas oportunidades que otro que vive en un suburbio”.

Emil Broberg es concejal y vicepresidente del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE) y está al frente de los temas de Igualdad de Ostergötland, en Suecia. “La igualdad de género es algo por lo que se tiene que luchar en el día a día”. Explica de manera muy gráfica que en su país, “nos dimos cuenta de que cuando nevaba, y nieva mucho, donde primero se invertía para limpiar las calles era en las carreteras. Así, los primeros que podían utilizarlas eran los hombres porque son quienes más usan el vehículo. Después limpiaban las calles y quienes más las utilizan porque, o bien van a trabajar andando o en bici, son las mujeres. Hemos invertido el orden de intervención y ahora primero limpiamos las calles y después las carreteras”. Y a eso se refiere cuando habla de aplicar políticas en el día a día.

Sibel Uyar es la alcaldesa de Urla, una ciudad de Turquía. Según explica, “hay siete instituciones a las que la mujer puede recurrir para pedir consejo si por ejemplo son víctimas de violencia de género. También orientación sobre aprendizaje, educación...”. Los servicios de estas instituciones son para mujeres y niños o niñas. “En lo que se refiere a la planificación urbana nos aseguramos que todos los parques y zonas costeras tengan alumbrado”, añade. Estas son solo una muestra de las propuestas que se comparten estos días en Bilbao.