Mumbrú: “Ahora me gustaría entrenar”

El excapitán del Bilbao Basket, rodeado por compañeros y familiares, cerró ayer su etapa como jugador con un emotivo acto en la sede de la ACB

Jon Larrauri - Martes, 12 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Bilbao - Tras 21 temporadas y 677 encuentros en la máxima categoría del baloncesto estatal, Álex Mumbrú se despidió ayer de su etapa vestido de corto en la sede de la ACB. Rodeado por familiares, amigos y excompañeros -Roger Grimau, Felipe Reyes, Alberto Herreros, Juan Carlos Navarro, Rafa Jofresa, Sergi Vidal, Albert Miralles...-, el catalán cerró ayer su etapa como jugador con un discurso emotivo -se emocionó cuando en el capítulo de agradecimientos se acordó de sus padres- y anunció que a partir de ahora espera seguir ligado a su deporte, aunque en una nueva faceta. “Me gustaría entrenar, intentar estar en algún equipo, tratar de ayudar y aportar mi experiencia como jugador, formarme, estar con entrenadores de calidad y poder aprender. Ahora empieza otra etapa y me gustaría seguir metido en el ambiente”, aseguró.

En este sentido, Mumbrú ha venido siendo el candidato manejado durante los últimos días por parte del consejo de administración del Bilbao Basket para hacerse cargo del banquillo en su proyecto del próximo curso en LEB Oro. También han surgido otras opciones, con más experiencia en la categoría, como las de Arturo Álvarez, desvinculado recientemente del Prat, o el bilbaino Gonzalo García de Vitoria, en el Ourense desde 2013, aunque se da la curiosa circunstancia de que este último fue contactado la pasada semana con una propuesta para ejercer de técnico ayudante de Mumbrú. La rechazó.

En la alocución del que ha sido hombre de negro las nueve últimas temporadas, el Bilbao Basket tuvo muchísima presencia. “Llevo un par de semanas haciéndome a la idea de la decisión que tomé, aunque tenía muy claro que esta iba a ser mi última temporada como jugador de baloncesto y así lo anuncié. Estos últimos meses se me ha acumulado bastante el trabajo en Bilbao, pues estábamos totalmente sumergidos en salvar al Bilbao Basket y no pensé ni un minuto en la situación que yo estaba viviendo. Pero así es;se terminó, se ha acabado” apuntó como introducción. A la hora de hacer un repaso a los equipos en los que ha militado, también se detuvo especialmente en su último periplo: “Gracias al Bilbao Basket por acogerme. Gracias a Cobelo y Gorka (Arrinda) por llevarme a esa ciudad maravillosa en la que nacieron tres de mis hijos;a Carlos del Campo porque sin ti todo el mundo tiene que tener claro que no habría baloncesto en Miribilla;a Txipi, Marko (Banic), Janis (Blums), Kostas (Vasileiadis), Aaron (Jackson), a muchos más y a todos los miembros de la marea negra por darme tanto cariño durante todo este tiempo. Para mí sois la mejor afición”. Tampoco se olvidó de todos sus entrenadores en su época bilbaina -Carles Duran estuvo presente en el acto así como Jesús Ramírez, que este último curso ejerció como técnico ayudante del propio Duran, Veljko Mrsic y Jaka Lakovic- y en el capítulo de amistades brillaron con luz propia sus inseparables Raúl López, Axel Hervelle y Sergio Sánchez.

Con un recuerdo especial al “añorado” Manel Comas, el agradecimiento a la Federación Española de Baloncesto por “poder ser campeón del mundo” e “ inmensamente feliz por haberme dejado todo en las canchas y en los vestuarios”, Mumbrú destacó que “el baloncesto me lo ha dado todo, quizás más de lo que le he dado yo. Llevo más de 30 años botando un balón y a partir de ahora espero poder vivir sin hacerlo. A todos nos gustaría que lo bueno fuera eterno, pero la realidad provoca que te despiertes de esos sueños. Este ha sido mi sueño como jugador, ha durado lo que debía durar y los que me conocéis sabéis que ahora tendré otros retos. Intentaré que sean siempre entre canastas”.