memoria de nuestro país

El Archivo Histórico recibe los fondos de Leguineche, Krutwig y la familia Zavala

Urkullu destaca que el patrimonio documental es “parte fundamental de la historia, cultura e identidad de un país”

Maite Redondo - Martes, 12 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - El Archivo Histórico de Euskadi, el lugar donde se guarda la memoria de nuestro país, abrió sus puertas hace cuatro años y, desde entonces, no ha parado de incrementar su patrimonio. Coincidiendo con el Día Internacional de los Archivos, el lehendakari Iñigo Urkullu, acompañado del consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, visitaron el Archivo y anunciaron la incorporación próximamente de tres importantes nuevos fondos documentales: el archivo del periodista vasco Manu Leguineche, el del escritor, político y académico de Euskaltzaindia Federico Krutwig y el de la familia Zavala. Parte de los documentos han llegado ya, y el resto lo hará en las próximas semanas.

El archivo personal del que fuera referente del periodismo de guerra y de viaje, el vizcaino Manu Leguineche (Arrazua, 1941-Madrid, 2014) incluirá el material recopilado por el reportero a lo largo y ancho del planeta durante sus viajes. El legado documental del escritor, político y defensor del euskera Federico Krutwig (Getxo, 1921-Bilbao, 1998), contiene su documentación más personal y ha sido donado por su viuda.

El Archivo de la Casa de Zavala constituye el mayor archivo privado existente en Euskadi, tanto por su volumen como por la calidad y variedad de la documentación relativa tanto a herencias, testamentos, adquisiciones de propiedades, concesiones de títulos, etc., que abarca desde finales del siglo XV hasta 1950. En realidad este archivo reúne el de varias familias diferentes y los de las familias agregadas por vía matrimonial, como las familias Zuaznabar-Eznarrizaga, Olaso de Vergara (una parte) y Fernández de Heredia-Zuloaga, de la que heredan el título de Vizconde del Cerro del Pinar de las Palmas, según ha especificado el director del Archivo Histórico de Euskadi, Borja Aguinagalde, estudioso de este legado familiar.

Los fondos familiares se conservaban hasta la fecha en la casa familiar de Luis María de Zavala y Fernández de Heredia, en Donostia, y están conformados por 420 legajos de documentación general, 36 legajos de correspondencia, varios árboles genealógicos y una pequeña colección de fotografías. Aunque el archivo abarca desde finales del siglo XV hasta 1950, el grueso de la documentación es de los siglos XVII, XVIII y XIX.

“Tres archivos de familias que representan tres épocas diferentes de este país”, resumió Iñigo Urkullu.

La visita, en la que también estuvieron presentes el viceconsejero de Cultura, Joxean Muñoz y el director de Patrimonio Cultural, Mikel Aizpuru, sirvió para conocer los trabajos que se están realizando para la conservación de los fondos documentales del diario Egin, de los que se hizo cargo el Gobierno vasco y depositó en este moderno edificio de Bilbao. La empresa de Durango TSA, Técnica Sanitaria, es la que se está encargando de realizar el tratamiento de desinfección, eliminando los insectos y hongos que puedan perjudicar los documentos, que permanecen en este momento envueltos en una cápsula de plástico.

IDENTIDAD “El patrimonio documental es parte fundamental de la historia, cultura e identidad de un país. Es un reflejo esencial de nuestra memoria. Aquí, entre los documentos, datos, imágenes o microfilms encontramos la historia de lo que hemos sido y lo que somos. Una herencia imprescindible para seguir construyendo el presente y el futuro de Euskadi. Este Archivo es un lugar para guardar el patrimonio documental, preservarlo, investigarlo y difundirlo. Un lugar abierto y accesible a toda la ciudadanía. Un lugar para mirar y conocer el pasado con la vocación de construir un futuro asentado sobre una base sólida”, señaló el lehendakari.

El consejero vasco de Cultura, por su parte, recordó que en 2018 se celebra el Año Europeo del Patrimonio Cultural e incidió en el hecho de que el Archivo Histórico de Euskadi contiene “nuestra memoria, identidad e información sobre lo que hemos sido”. Zupiria anunció que uno de los objetivos de su departamento en esta materia para esta legislatura es la aprobación del anteproyecto de Ley de Gestión Documental Integral de Euskadi