SE lanzará el próximo día 26

Bizkaia lanzará el próximo día 26 su fondo de inversión para proyectos innovadores

La Diputación aprobará incentivos fiscales para “recompensar” a las empresas que tengan finanzas con valores

Asier Diez Mon - Miércoles, 13 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO - Tras cerca de año y medio de trabajo la Diputación de Bizkaia lanzará el próximo día 26 el fondo de inversión que permitirá a los vizcainos respaldar con sus ahorros la actividad económica en el territorio. Unai Rementeria puso fecha a uno de sus proyectos estrella, y el más innovador en el terreno de los movimientos de capitales, ayer durante la segunda jornada de la cumbre sobre finanzas con valores, Bizcay ESG. Fue la guinda de una intervención en la que también anunció que las empresas que inviertan con criterios sostenibles disfrutarán de beneficios fiscales.

A finales del año pasado se aprobó en Juntas la normativa del fondo de inversión, una idea gestada dentro del gabinete de Rementeria y que el PNV hizo suya durante la negociación de la última reforma fiscal. Los tres territorios de la CAV tienen preparada la pista para el lanzamiento del programa de apoyo a proyectos innovadores, pero de momento la vizcaina es la única Diputación que parece dispuesta a explorar ese campo.

Para ello, el Ejecutivo foral ha mantenido los últimos meses diversas reuniones con las entidades financieras que operan en Euskadi, que serán las encargadas de comercializar el producto como hacen con otro tipo de fondos de inversión.

De modo que a finales de este mes los interesados podrán contactar ya con un banco e iniciar los trámites para la contratación del producto financiero. Y ya a partir del próximo año podrán deducirse en la declaración de la renta el 15% de las aportaciones que realicen, con una bonificación máxima de 750 euros por contribuyente. O lo que es lo mismo, cada ciudadano podrá aportar un tope de 5.000 euros anuales.

A la espera de los resultados de la comercialización, el objetivo es que el fondo disponga de cerca de 100 millones de euros, captados de los ahorros de los vizcainos, que no podrán retirar su aportación durante cinco años. La Diputación calcula que la rentabilidad del depósito rondará el 2%, por lo que los inversores no solo recuperarán su dinero, también recibirán un pellizco adicional.

Según el esquema propuesto, las familias aportarían el 80% del capital y el resto correría a cuenta de grandes inversores. Se trata, como recordó ayer el diputado general vizcaino, de poner “financiación alternativa” a disposición de las empresas vizcainas a través de un mecanismo novedoso.

“Ha costado mucho, pero va a ser un fondo de innovación único en el mundo y les aseguro que innovar es mucho más difícil que copiar”, trasladó Rementeria a los asistentes.

oficina de la CNMV El diputado general enumeró otras actuaciones de su ejecutivo en ese camino. Entre ellos, el Centro Internacional de Emprendimiento -un semillero en el que convivirán nuevos proyectos y empresas tractoras- , y dijo que el esfuerzo por devolver a Bilbao su papel de plaza financiera empieza a dar su frutos. Prueba de ello es que la Comisión Nacional del Mercado de Valores “esté ultimando la apertura de su oficina” en la capital vizcaina.

Dentro de esas dinámicas también se sitúa la “ambición” de convertir a Bizkaia en una “referencia internacional en la fusión de las finanzas y valores”, la corriente ESG (Medio ambiente, sostenibilidad y gobernanza, en sus siglas en inglés).

Tras recalcar, como ya hizo el lunes, que la Diputación está adecuando la normativa foral para dar cabida a esas prácticas cuando Bruselas apruebe su marco legal, el diputado general reforzó su apuesta por las finanzas con valores.

En esa línea, aseguró que Bizkaia “podrá presumir” de tener empresas e inversiones que “cuidan a las personas y las valoran” y que “protegen el medio ambiente”. Compañías “sin trampas, sin escándalos, sin corruptelas y sin pelotazos”, añadió.

Consciente de la complejidad de implicar a las empresas en las dinámicas ESG y tras reconocer que en la Diputación “a veces” se sienten “solos” en este camino, pidió a las compañías y los ciudadanos que también “tiren del carro”.

Según dijo, todos deben “aportar su grano de arena” y en el caso de Bizkaia, además de adecuar el marco normativo, se va a “recompensar fiscalmente a quienes hagan finanzas ESG”. Se busca en definitiva hacer atractivas desde el punto de vista tributario las prácticas financieras sostenibles de cara a darles el mayor impulso posible.

“Estamos volcados con fondos de innovación, con el emprendimiento, con las finanzas ESG y con ese escaparate fiscal más potente porque queremos que Bizkaia recupere el poderío industrial y financiero que nos hizo grandes. Queremos convertir a Bizkaia en un hub financiero al servicio del bien común, al servicio de la sociedad y del progreso de todos”, concluyó Rementeria.