Mesa de Redacción

Con todo el equipo

Por Igor Santamaría - Jueves, 14 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

LA España futbolera e institucional, que aquí van de la mano, implosiona a solo horas de que el balón eche a rodar en Rusia. Un misil procedente de la Casa Blanca, a la postre equipo de la patria, ha hecho cenizas las aspiraciones de una selección llamada a reforzar la identidad rojigualda de norte a sur, como si los goles minaran sentimientos, contratando a su técnico máximo, Julen Lopetegui. Y mientras este ya hace la maleta camino a casa, el titular del ramo que rindió honores a la expedición en su primer acto público, Màxim Huerta, rebautizado como Minim, cogió también la suya por un fraude a Hacienda entre 2006 y 2008, ahora bien, ya regularizado. Es lo que tiene ser ministro de la telegenia, mediático y, quién sabe, si perseguido por su orientación en un país que necesita aún quilates de educación para la ciudadanía. En verdad, si la bomba hubiera tenido origen en Can Barça, es probable que el juez del Supremo, Pablo Llarena, se habría sacado de la manga algún delito de desestabilización para encarcelar en Estremera a Bartomeu, a Torra por instigador, e incluso Puigdemont habría sido extraditado a golpe de corneta. Hierro, aquel topo que no aguantaba al inventor del ciclo mágico español, Luis Aragonés, o que impuso la suplencia de Casillas, se ha autonombrado salvador mundial de un escenario donde el Real Madrid y, quién sabe, si CR7, puedan hacer que España se caiga mañana con todo el equipo. Y Rajoy fumándose un puro con el Marca.

isantamaria@deia.com