Breve e intensa ceremonia a ritmo de pop

Viernes, 15 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

moscú - Rusia inauguró el Mundial de fútbol con una breve pero intensa ceremonia presidida por el jefe del Kremlin, Vladimir Putin, que mostró una emoción contenida. “Deseo éxitos a todos los equipos y emociones inolvidables a los aficionados”, proclamó desde la tribuna del espectacular estadio Luzhnikí. Putin, boicoteado en esta ceremonia por los líderes occidentales, se rodeó de sus amigos para dar comienzo a la mayor fiesta del fútbol, que arrancó con estrictas medidas de seguridad y ritmos latinoamericanos, ya que fueron los aficionados peruanos, colombianos, mexicanos y argentinos los que animaron la jornada. La estrella del pop británico Robbie Williams fue el encargado de animar la fiesta. Conocido en su tiempo por ser el chico malo de la música anglosajona, Williams convirtió el estadio en una gran discoteca. Uno de los momentos culminantes fue cuando Williams y la soprano rusa Aida Garufillina interpretaron juntos uno de los mayores éxitos del británico: Angels. - Efe