desde el 29 de junio

Comienza el montaje de la exposición de Joana Vasconcelos en el Guggenheim

(EP)
Montaje de la exposición de Joana Vasconcelos (EFE)
Montaje de la exposición de Joana Vasconcelos en el Guggenheim (Borja Guerrero)
Montaje de la exposición de Joana Vasconcelos en el Guggenheim (Borja Guerrero)
Montaje de la exposición de Joana Vasconcelos en el Guggenheim (Borja Guerrero)
Montaje de la exposición de Joana Vasconcelos en el Guggenheim (Guggenheim Bilbao)
Montaje de la exposición de Joana Vasconcelos en el Guggenheim (Guggenheim Bilbao)

Se ha instalado el "Gallo Pop" en el exterior y la "Valquiria" en el atrio 

El montaje de las obras más monumentales de la exposición que la artista contemporánea portuguesa con mayor proyección internacional, Joana Vasconcelos, ofrecerá en el Museo Guggenheim Bilbao a partir del próximo 29 de junio ha comenzado ya con la instalación de el "Gallo Pop" en el exterior del Museo y de la "Valquiria" en su inmenso atrio acristalado.

EFE - Viernes, 15 de Junio de 2018 - Actualizado a las 16:34h.

BILBAO. Se trata de dos piezas de grandes dimensiones (9 metros de altura el "Gallo" y 40 metros la "Valquiria") que, junto al la titulada "Solitario", un enorme anillo de pedida de 7 metros de altura, conforman el grupo de obras de escala monumental que podrán contemplar los visitantes del centro hasta el próximo mes de noviembre.

El "Gallo pop", una revisión contemporánea, colorista y divertida del popular símbolo de Portugal, realizada con baldosas de la tradicional cerámica portuguesa a la que se han añadido un juego de luces y música, ha sido instalado en el exterior del edificio diseñado por Gehry y ya puede ser contemplado por los visitantes y bilbaínos que paseen por los jardines próximos al Museo.

La escultura, que ya fue expuesta en Pekín (China) y presentada hoy a los medios por los comisarios de la muestra, Petra Joos y Enrique Juncosa, incorpora un código QR por el cual los paseantes podrán acceder con sus móviles al programa informático que controla la proyección de la música de la obra y cambiarla a su antojo.

El cuerpo principal de la "Valquiria", una pieza de 40 metros de alto realizada en tejido de vistosos y metálicos colores, bordado a mano por más de 50 colaboradores de la artista portuguesa y para cuya instalación completa hacen falta 14 noches completas de trabajo del equipo de la artista, asoma ya en el atrio del Museo para disfrute de los espectadores que ya lo visitan.

De este cuerpo principal, que ha tomado forma gracias al gas con el que se ha inflado su interior, saldrán un total de 15 brazos que se extenderán, como si de los tentáculos de una gran hidra se tratase, por los distintos recovecos que conforman el atrio diseñado por el arquitecto canadiense para el centro expositivo bilbaíno.

Esta "Valquiria", basada en las mujeres guerras de la mitología nórdica y dedicada en esta ocasión a la figura de Egeria, viajera y escritora hispanorromana del siglo IV d.c., aunque confeccionada específicamente para ocupar con sus brazos los espacios del Museo bilbaíno, forma parte de la serie de obras del mismo nombre que la artista ha confeccionado para otros museos como el de Versalles o el Palazzo Grassi, de Venecia.

En el exterior del Museo irá también la tercera obra de gran escala realizada por la artista portuguesa ex profeso para su exposición en el Guggenheim Bilbao, el "Solitario" cuyas piezas han comenzado a llegar ya al centro expositivo, que próximamente comenzará su ensamblaje en uno de los estanques laterales.

Estas son tres de las 35 obras, divertidas y desenfadas pero que encierran una gran carga feminista y de reivindicación de la cultura popular portuguesa, en opinión del comisario de la muestra Enrique Juncosa, que Joana Vasconcelos (París, 1971) traerá a Bilbao en la que supondrá su primera gran exposición individual en este centro expositivo.

Secciones