Mesa de Redacción

‘Caranchoa’

Por Joserra Cirarda - Viernes, 15 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

ALGUNOS jueces no han perdido el juicio, el de sus seseras, digo. Al menos eso se deduce de la actuación de Ana Hoyos, magistrada de la Audiencia Provincial de Alicante, que exculpó al youtuber Sergio Soler, que firma sus intervenciones en la red social como Mr. Granbomba, del delito de injurias graves con publicidad que le atribuía un repartidor al que el acusado calificó de “caranchoa”. Estima la jueza alicantina que la acción de Soler “no tiene la gravedad suficiente para ser constitutiva de infracción penal” y que “no tiene la entidad de ser graduada como injuria grave, a tenor de lo dispuesto en el artículo 208 del Código Penal, siendo un término inexistente en el diccionario de la Real Academia de la Lengua”. Esta sentencia es un paso adelante en la defensa de la lengua de Cervantes, aunque la jueza ponga en entredicho los neologismos, amenazada por anglicismos de todo tipo y condición que la rodean. Ahora hay crowfunding en lugar de micromecenazgo, los solteros han pasado a ser singles, las empresas de mercados emergentes venden mejor su marketing bajo la denominación de startups, leemos las obras maestras de la literatura en e-books, sin tener que pagar ningún copyright ni derechos de autor, y accedemos a Internet a través de la tablet. A todos estos hipsters que prefieren hablar como Shakespeare me atrevo a no insultarles, según el criterio de la judicatura: “Caranchoas”.

jrcirarda@deia.com

Secciones