se celebrará en el Palacio de Justicia

Los tres miembros de La Manada presos en Iruñea acudirán a la vista del lunes

En ella se decidirá sobre la prórroga de su prisión provisional o su puesta en libertad

Los tres miembros de La Manada que se encuentran presos en la cárcel de Iruñea asistirán el lunes a la vista en la que se decidirá sobre la prórroga de su prisión provisional o su puesta en libertad, mientras que los dos encarcelados en Madrid seguirán la sesión por videoconferencia.

EFE - Viernes, 15 de Junio de 2018 - Actualizado a las 09:46h.

IRUÑEA. Aunque inicialmente se había apuntado que ninguno de ellos iba a acudir, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Navarra han indicado a Efe que los tres que se encuentran en la cárcel de Pamplona serán trasladados al Palacio de Justicia para asistir a la vista.

El próximo 7 de julio vence el plazo máximo de dos años para la prisión provisional, por lo que debe celebrarse una vista para decidir si se prorroga el encarcelamiento o, por el contrario, se atienden las peticiones de los abogados de los jóvenes condenados para su puesta en libertad.

La prisión provisional, en todo caso, puede prolongarse como máximo hasta la mitad de la condena impuesta, 9 años de cárcel para los miembros de la Manada, por lo que se podría prorrogar por otros dos años y medio.

En la vista del lunes, presidida por los magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra que emitieron la sentencia, estarán presentes asimismo la fiscal y los abogados de todas las partes.

Para tomar su decisión, que deberá conocerse antes del próximo 7 de julio, los magistrados tendrán en cuenta el riesgo de fuga de los condenados, de destrucción de pruebas o de reiteración delictiva. Si se concediera la puesta en libertad, la misma se haría efectiva de manera casi inmediata, el mismo día de la publicación del auto o al día siguiente.

Los abogados de los cinco condenados por abusar sexualmente de una joven durante los Sanfermines de 2016 han solicitado su puesta en libertad, mientras que el Gobierno de Nafarroa y el Ayuntamiento de Iruñea han presentado alegaciones en contra.