problemas en redes de saneamiento

Las playas vizcainas recuperan el baño libre

Excepto en Laida y Karraspio, la calidad de las aguas es buena tras la contaminación fecal

Sábado, 16 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - El Departamento de Salud del Gobierno vasco informó ayer de que se ha restablecido la “completa normalidad” en las playas del litoral vizcaino donde se había prohibido el baño al detectarse presencia de bacterias fecales tras las adversas condiciones meteorológicas de las últimas semanas que han causado problemas en redes de saneamiento.

Según el último control sanitario que el Departamento de Salud elabora semanalmente sobre la calidad de las aguas, el baño es libre en la práctica totalidad de los espacios de baño de Euskadi. La única excepción es la zona de la ría en Laida y Karraspio . “Se restablece así la completa normalidad alterada en las últimas semanas en determinadas playas del litoral vizcaíno a consecuencia de las adversas condiciones meteorológicas”, afirman desde el Gobierno vasco.

El Departamento de Salud precisó que realiza todos los años la vigilancia sanitaria de las zonas de baño costeras y del interior en Araba y que durante la temporada de baño se toman “sistemáticamente” muestras de las aguas para determinar los parámetros microbiológicos: E.coli y enterococos. Si los resultados indican que el agua no alcanza a tener una calidad suficiente se emite la recomendación de no bañarse.

Consorcio de aguas Por su parte, el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia negó ayer que la contaminación fecal de las aguas de varias playas de Bizkaia proceda de los vertidos de su depuradora de Galindo y los ha atribuido a las redes de alcantarillado que rebosaron con lluvias torrenciales. En un comunicado, el Consorcio de Aguas aseguró que la depuradora de Galindo trató las aguas de las últimas lluvias “con normalidad” y que el agua vertida tenía la “calidad habitual”.

Para esta entidad, la contaminación fecal en el estuario del Nervión “puede tener su origen en más de 200 puntos diferentes potencialmente causantes del vertido de aguas fecales. Esos puntos se distribuyen por todos los municipios ubicados en la cuenca del Nervión e Ibaizabal, desde su nacimiento. En el total de Bizkaia hay más de 400 puntos similares”. “Puede afirmarse”, añadió, “que el problema de la elevada contaminación de las aguas de baño no está causada por los caudales que salen de las depuradoras, sino por aquellas aguas que no han llegado a dichas depuradoras y por lo tanto, no han podido ser convenientemente tratadas”. - Efe