mundial de rusia 2018

Croacia mata a balón parado

Luka Modric, rodeado por sus compañeros, celebra el segundo gol de Croacia. (Foto: Afp)

la selección balcánica toma la iniciativa en su grupo con un triunfo sencillo ante una nigeria inofensiva

Roberto Calvo - Domingo, 17 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Croacia 2

Nigeria 0

CROACIA: Subasic;Vrsaljko, Vida, Lovren, Strinic;Rakitic, Modric, Rebic (Min. 78, Kovacic), Kramaric (Min. 60, Brozovic);Perisic, Mandzukic (Min. 86, Pjaca).

NIGERIA: Uzoho;Shehu, Ekong, Balogun, Idowu;Etebo, Ndidi, Obi Mikel (Min. 88, Nwankwo) ;Moses, Ighalo (Min. 72, Iheanacho), Iwobi (Min. 62, Ahmed Musa) .

Goles: 1-0: Min. 32;Etebo, en propia puerta. 2-0: Min. 71;Modric, de penalti.

Árbitro: Sandro Ricci (Brasil). Amonestó a Rakitic, Brozovic y Ekong.

Incidencias: Partido jugado en el Arena Baltika de Kaliningrado ante unos 35.000 espectadores

bilbao - Croacia logró tres puntos que le otorgan la iniciativa en su grupo después del empate entre Argentina e Islandia. Los de la camiseta ajedrezada jugaron con más oficio que brillantez ante Nigeria y eso que en su alineación abundan los jugadores de talento y clase. Pero al menos ayer les costó ligar juego porque la pareja Rakitic-Modric, quizás muy preocupados por no perder el sitio y abrir pasillos a la velocidad de los africanos, no encontró nadie con quien asociarse. Perisic. Kramaric y Rebic se ofrecieron más al espacio que en la combinación y Mandzukic ejerció de poste repetidor de muchos balones largos.

A Croacia le faltaba pausa y la sobraba verticalidad y así, la primera parte resultó insípida porque Nigeria tampoco encontraba la manera de llegar hasta Subasic, por más que se empeñó Etebo. Las águilas verdes movían el balón en zonas sin peligro y se les hacía de noche cuando tenían que progresar por su tendencia al desorden. Las dejadas de Mandzukic para su primera segunda línea generaron algunos disparos peligrosos, como el que mandó arriba Perisic tras una brillante jugada colectiva en el minuto 13, que fue un espejismo. El partido empezó a decantarse por un accidente. Modric botó un córner y el cabezazo del delantero de la Juventus, que no iba a ningún lado, rebotó en Etebo y se coló en la meta del deportivista Uzoho.

La selección balcánica no sufrió porque Nigeria fue muy inofensiva. De Ighalo no hubo noticias, Jon Obi Mikel no parece estar ya para muchos trotes y Iheanacho salió demasiado tarde. La solidez de la defensa de Croacia no estuvo a prueba y su juego mejoró cuando su técnico Zlatko Dalic quitó a Kramaric, que no lo estaba haciendo mal, para meter a Brozovic que sujetó el centro del campo y liberó a Rakitic y Modric al tener un apoyo más cerca y el balón, durante mucho rato, fue monopolizado por la selección adriática.

sin apuros Croacia no pasó ningún apuro en duelo en el que ninguno de los dos porteros tuvo que intervenir. Pero el dominio de los balcánicos, la suficiencia con la que jugaron, se reflejó en el marcador con el segundo gol. Modric convirtió un penalti clarísimo por abrazo flagrante de Ekong a Mandzukic y el choque quedó sentenciado. Además, Kovacic apareció para dar más consistencia al centro del campo de su equipo y Nigeria desapareció del mapa. Croacia se quedó con el balón ya que los africanos solo ofrecían un fútbol físico, pero poco claro. Incluso el centrocampista del Real Madrid pudo ampliar la ventaja casi al final, pero tiró al portero cuando pudo haber pasado a su compañero Perisic para que hiciera el tercero.

Sin embargo, fue suficiente con el balón parado y una faena de aliño para que Croacia cumpliera con su misión en la primera jornada y se hiciera con tres puntos que le encaminan hacia el primer puesto del grupo y que convierten su siguiente encuentro ante Argentina en una final para la albiceleste.

Secciones