mundial de rusia

Los ‘cuatro fantásticos’, a escena

Neymar, ayer. Foto: Efe

Brasil apuesta por un ataque demoledor para evitar sustos ante el entramado defensivo de Suiza

Hernán Bahos Ruiz - Domingo, 17 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

rostov - Brasil, que de cuando en cuando suma a su manual futbolístico tratados de cuadrados, rombos y pentágonos con poderes mágicos, pondrá en escena este domingo la versión de los cuatro fantásticos protagonizada por Neymar, Gabriel Jesús, Coutinho y Willian para encarar al rocoso equipo de Suiza. El Mundial de Rusia se ha convertido en una obsesión personal de Neymar en su camino al pedestal reservado al mejor futbolista del mundo, pero también en el desafío común de una selección que de la mano de Tite quiere echar tierra al morrocotudo fracaso sufrido en propio territorio por el elenco de Luiz Felipe Scolari.

Si se cumple el objetivo de hacer olvidar con goles y buen fútbol el 1-7 infligido por Alemania en las semifinales del Mundial de 2014, habrá quedado allanado el camino para que Neymar destaque en una banda afinada y, por qué no, saque alguna ventaja a Messi y Cristiano Ronaldo, quienes en Rusia buscan con urgencia el único título que les falta llevar a sus vitrinas. El jugador del PSG llegará al debut sintiéndose en el 80% de su condición física al tener que someterse a una operación del quinta metatarsiano del pie derecho en febrero. Los médicos han manifestado que Neymar alcanzará su nivel ideal hacia la fase de octavos de final.

El Brasil de Tite ofrece una juventud y variedad de talentos que hace pensar en que su proyecto puede durar varios años. No obstante, es importante recordar que en Brasil lo que se espera es el título y que a la hora de establecer balances, un segundo lugar es visto como ser el primero de los últimos.

Un rival rocoso La canarinha se encontrará en Rostov a un rocoso equipo suizo que se ha sentado el precedente histórico de ser el único país en la historia de los Mundiales de vencer en el debut a quien luego ganaría el de 2010, España. Cuatro años después hizo sufrir a Argentina en cuartos de final del Mundial de Brasil. Se despidieron al caer con un gol agónico. Así que es difícil pensar que los pupilos de Vladimir Petkovic se asusten con los grandes desafíos. Y el de esta noche es de los grandes.

Secciones