candidatos a la Presidencia de Colombia

Duque y Petro pelean los últimos votos en una Colombia dividida

Una seguidora de Iván Duque ofrece pósteres de su candidato en Bogotá a pocas horas de la segunda vuelta de las presidenciales. (Foto: Afp)

El uribista es favorito para ser presidente en un país con poca tradición de sorpresas

Domingo, 17 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

bogotá - Los dos candidatos a la Presidencia de Colombia están dispuestos a buscar hasta el último voto y así lo mostraron el fin de semana con múltiples actividades a pocas horas de las elecciones de hoy en un país profundamente dividido entre las opciones de izquierda y derecha. Las encuestas dan ventaja al uribista Iván Duque, del Centro Democrático, sobre el izquierdista Gustavo Petro, de Colombia Humana. “En política todo puede suceder pero en Colombia hay muy poca tradición de sorpresas electorales”, dijo el especialista en Ciencia Política y Gobierno Mauricio Jaramillo Jassir, de la Universidad del Rosario.

Sin embargo, Petro lidera la tendencia de búsqueda en Google con un 78% de las consultas hechas en los últimos siete días, según cifras de Google Trends. Las preguntas hechas con mayor frecuencia sobre el exalcalde de la capital son: “¿Qué hizo por Bogotá?”, “¿Cuáles son las propuestas?”, “¿Por qué fue destituido?”, “¿Por qué no debe ser presidente?” y “¿Qué ha hecho como senador?”. Según la herramienta, durante los últimos tres meses ha encabezado las búsquedas de los internautas en treinta de los 32 departamentos del país, siendo Córdoba, Guainía, Sucre, Putumayo y Cesar los de mayor interés. Por su parte, el uribista Iván Duque registró el 22% de las búsquedas durante los últimos siete días y desde marzo los departamentos de Caldas, Huila, Magdalena, Antioquia y Santander reúnen el mayor número de consultas relacionadas con él. Las indagaciones más recurrentes fueron relativas a su vida personal, sus propuestas, su posición en las encuestas y sus motivos para ser presidente.

los candidatos Petro, el candidato que enarbola la bandera de la izquierda y no pertenece a ningún partido tradicional desafía el status quo para ganar en la segunda vuelta. Tras los 4,8 millones de votos el 27 de mayo, un 25,08% del total, dedicó las tres últimas semanas a buscar más seguidores para convertirse en el primer presidente nítidamente de izquierdas que podría tener Colombia. Iván Duque recabó 7,5 millones de votos, un 39,14% en la primera vuelta.

Con 58 años, Petro no pertenece a ninguna familia política de las que tradicionalmente ha manejado el poder y lidera con oratoria hábil y encendida el movimiento Colombia Humana. En sus actos, que suelen llenar plazas y calles y donde se presenta como sucesor del ideario de políticos del siglo XX que fueron asesinados como Jorge Eliécer Gaitán, Luis Carlos Galán o Carlos Pizarro, reivindica combatir las desigualdades económicas y sociales. El día de su nacimiento es el mismo de la fundación, diez años después, de la guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19), a la que se vinculó a los 17 años con el alias de Aureliano, por el personaje del coronel Aureliano Buendía de Cien años de Soledad, y que le llevó dos años a la cárcel. Tras su liberación, se dedicó de lleno a la vida política y llegó a la Cámara de Representantes en 1991, cargo que repitió entre 1998 y 2006, y después se convirtió en senador (2006-2010). Ahí se dio a conocer por sus encarnizados debates sobre corrupción y denuncias contra la parapolítica, como se llama en el país a los vínculos de paramilitares con políticos. Éstas aumentaron en el segundo Gobierno del expresidente Uribe (2006-2010), del que es acérrimo opositor y a quien suele citar en sus discursos por ser el padrino de Duque. Petro consolidó su carrera con la alcaldía de Bogotá en 2012.

Duque aspira a ganar hoy la Presidencia a sus 41 años con la idea de que más que el presente, hay que mirar hacia el futuro. Desconocido hasta hace poco, este bogotano aficionado a la magia, amante del vallenato, el tango y el rock, y seguidor de Queen, Van Halen, Kiss y Guns N’ Roses, escaló posiciones hasta que el 27 de mayo fue el más votado en la primera vuelta. Ese día demostró que su discurso duro contra los grupos alzados en armas, pero también en favor de la inversión nacional y extranjera, la innovación y el emprendimiento, ha calado. Aunque sus rivales le echan en cara la falta de experiencia, argumenta que su trayectoria es similar a la del primer ministro canadiense, el presidente francés o la primera ministra de Nueva Zelanda. - Efe

Secciones