ciclista del movistar

Landa: "Quizá llego peor al Tour, pero la progresión es diferente"

Afirma que es una "buena oportunidad" para acabar vistiendo el jersey amarillo en París

El ciclista del Movistar Team Mikel Landa reconoció llegar "peor" que en otros años al Tour de Francia, que se disputa del 7 al 29 de julio, aunque se muestra confiado en que lo afronta "de menos a más" y destacó que es una "buena oportunidad" para acabar vistiendo el jersey amarillo en París.

EP - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 14:55h.

MADRID. "A estas alturas, quizá llego peor, pero porque la progresión es diferente. El año pasado venía de estar a tope después del Giro, y en esta ocasión voy de menos a más", explicó Mikel Landa durante la presentación del Movistar Team en Distrito Telefónica en Madrid antes de viajar al próximo Tour de Francia.

De esta manera, el ciclista de Araba confió en "llegar muy bien" a la próxima cita con la "aspiración máxima" de alzarse con el 'maillot' amarillo. "Es un Tour muy montañoso y con muchas trampas que pueden dejar a algún favorito fuera. Es una buena oportunidad", admitió.

Sobre sus rivales, Mikel Landa aseguró que el "gran favorito sigue siendo" el británico Chris Froome, deseando que "pague su esfuerzo" tras conseguir recientemente el Giro de Italia, y tratando de "romper el bloque" que tan peligroso hace al Sky. "Se apoyan mucho en los compañeros, quienes alrededor del líder le arropan mucho. Por ahí es por donde más se le puede hacer daño", consideró.

Así, el ciclista vasco negó que su principal rival fuera su compañero Nairo Quintana, asegurando que "el máximo rival sigue estando fuera", y se alegró por ver la mejoría de un Movistar Team "muy potente" y que ha conseguido estar "a la altura del Sky de los últimos años".

"NAIRO Y YO NOS APAÑAMOS BIEN"

El equipo que dirige Eusebio Unzué afrontará el próximo Tour con tres grandes líderes, Alejandro Valverde, Nairo Quintana y el propio Mikel Landa. "Somos compañeros, aunque fuera del equipo se intente buscar otra cosa, nos apañamos bien y tenemos claro que, siendo compañeros, podemos utilizarlo como arma", valoró.

La posible falta de complicidad entre los tres dentro de la carretera no será "decisivo" para un Mikel Landa que resaltó un cambio "más al ataque" desde su fichaje por el Movistar Team, resaltando que ha sido "muy fácil convivir" con su compañero Alejandro Valverde, a quien ve "mucho más relajado" para esta edición del Tour.

Sobre el recorrido, el ciclista vasco confió en "salvar" los primeros nueve días, destacando una etapa de pavé en Roubaix donde "influirá la suerte", una "etapa marcada" como la de Pirineos y la 17, con el nuevo formato de parrilla que se asemeja al de la Fórmula 1. "Creo que será insignificante. De los diez primeros, nadie se va a atrever a atacar y nos juntaremos enseguida", concluyó.