Esta tarde, Bélgica-Panamá

Panamá y la realidad

El combinado americano, una de las cenicientas del torneo, debuta en un mundial ante bélgica, una de las candidatas a pelear por el título

El sueño futbolístico del que Panamá no quiere despertar pasa esta tarde por una difícil prueba frente a la selección de Bélgica, que ha llegado al Mundial con el único objetivo de conquistar el título.

Hernán Bahos Ruiz - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

sochi. “Panamá tiene que ir al Mundial a aprender”, anunció el seleccionador Hernán Darío Gómez tras clasificar a los canaleros a su primera Copa del Mundo. Con este mensaje, que a menudo repite para poner dique a la ansiedad desbordada de sus pupilos y de 4,2 millones de habitantes, el entrenador colombiano busca a la vez minimizar el duro impacto que supone enfrentarse en el debut a la primera selección europea que se clasificó para la cita rusa.

El tercer combinado en la clasificación de la FIFA llega a la cita en el estadio Olímpico Fisht, en Sochi, con otra tarjeta de presentación que intimida: diecinueve partidos sin conocer la derrota resumidos en catorce victorias y cuatro empates. El mediapunta del Chelsea Eden Hazard, en su mejor versión, es el estandarte de un colectivo en el que también brillan el eje del Manchester City, Kevin De Bruyne, y un portento físico que ha madurado en el Manchester United como punta de lanza, Romelu Lukaku.

A los 44 años, Roberto Martínez, quien cuenta como ayudante con Thierry Henry, no quiere perder este tren bala que le ofrece la historia para llevar a los diablos rojos a la conquista de su primer título Mundial. Argumentos no le faltan pues tiene a su disposición una plantilla de lujo aunque no podrá contar con dos garantías defensivas importantes: Thomas Vermaelen y Vincent Kompany. Como si no bastasen los desafíos y las motivaciones, el entrenador catalán, que recientemente extendió su contrato con la Federación Belga, percibirá una prima de 1,5 millones de euros si su equipo logra alcanzar la final del próximo 15 de julio en Moscú.

En su quinto Mundial, el tercero como entrenador principal, Hernán Darío Gómez es a los 62 años una suerte de Forrest Gump que ha cumplido un destacado rol en los mayores éxitos futbolísticos de Colombia, Ecuador y Panamá. Así como en Panamá, Ecuador lo trató como héroe al clasificar al país al primer Mundial de su historia, incluso por delante de Brasil. Para una formación que basa su seguridad en un rocoso bloque defensivo, el estado de los centrocampistas Aníbal Godoy y Gabriel Gómez causa cierta preocupación en la expedición panameña. Gómez confirmó la presencia de ambos hoy, pese a que Godoy sufrió un fuerte golpe de un compañero en el transcurso de la sesión matinal de entrenamiento del viernes y Gómez, el que más partidos ha jugado en la historia de la selección de Panamá, se está dosificando.

Los panas tienen en el veterano Blas Pérez, al referente de su juego ofensivo mientras espera sobreponerse a la baja de Alberto Quintero, que se lesionó en el último partido amistoso, contra Noruega, y que tuvo que ser sustituido antes de tener que presentar la lista definitiva de 23 futbolistas. Es tal el peso de Quintero que, aunque no pueda saltar al campo por la rotura en un dedo del pie, sigue con la expedición canalera en Saransk y lleva a cabo la recuperación con el cuerpo médico de su selección mientras permanece al lado de sus compañeros.

“un enorme respeto” Martínez admitió ayer que sus pupilos se han preparado para ser los mejores del Mundial pero advirtió de que no espera un partido fácil por considerar a su rival fuerte en su juego y peligroso por la fe que le ha traído a su primera Copa del Mundo. “Tenemos un enorme respeto por Panamá, creo que serán muy peligrosos porque tienen la fe en que pueden lograr sus sueños”, expresó el técnico catalán en una conferencia de prensa en el estadio Fisht. “Lo primero que tenemos que hacer es intentar ser nosotros mismos. Tenemos tres partidos, que son la vara para medir nuestro potencial y nuestro estado, y para ello tenemos que estar totalmente centrados e intentar ganar desde el comienzo”, destacó el seleccionador de Bélgica.