accedió al cargo en abril

El primer ministro de Etiopía reconoce que el Gobierno llevó a cabo torturas

"Nosotros somos los terroristas. Es a nosotros a quienes el pueblo de Etiopía tendría que haber encarcelado"

El nuevo primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, reconoció hoy que el Gobierno de esta nación del África oriental ha llevado a cabo "torturas" y aseguró que las autoridades han realizado también actos de "terrorismo". 

EFE - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 20:39h.

ADÍS ABEBA. El mandatario, perteneciente a la coalición que gobierna Etiopía desde hace 27 años y que accedió al poder el pasado mes de abril, hizo estas declaraciones durante una sesión parlamentaria. 

"La Constitución no dice en ninguna parte que podamos encerrar a gente en habitaciones oscuras ni que podamos torturar tanto a la gente que algunas víctimas han quedado discapacitadas", aseguró. 

Abiy respondía a un diputado que cuestionaba su decisión de liberar a presos políticos que habían sido encarcelados bajo la ley antiterrorista. 

"Nosotros somos los terroristas. Es a nosotros a quienes el pueblo de Etiopía tendría que haber encarcelado, pero nos han perdonado", dijo. 

Algunas voces han elogiado a Abiy tras la revelación: el activista oromo Jewar Mohammed, exiliado en Estados Unidos y con más de 1,3 millones de seguidores en su cuenta de Facebook, la calificó de "decisión estratégica inteligente", y aseguró que el primer ministro sabe que "el poder de la gente es su aliado". 

Estas declaraciones hacen referencia a las fricciones que Abiy mantiene desde su llegada a poder con algunas facciones de su partido, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), que no aprueban la deriva aperturista del Gobierno etíope bajo su mandato. 

En los años de Gobierno del EPRDF, que accedió al poder en 1991 tras la caída del régimen comunista de Hailemariam Mengistu y el fin de la guerra civil (1974-1991), miles de personas han sufrido la represión del oficialismo, y numerosas organizaciones internacionales han denunciado torturas a activistas opositores. 

Pocos días después de acceder al poder, Abiy ordenó el cierre de un conocido centro de detención en la capital, Adís Abeba, que numerosos grupos activistas habían criticado por ser una "cámara de torturas". 

Entre las voces silenciadas por los Gobiernos del EPRDF no solo se encuentran las de la oposición, sino también las de periodistas y activistas que reclamaban que se reconociera su identidad, cultura o idioma, así como las de otros que protestaban contra la Constitución o contra el sistema de gobierno, basado en un federalismo étnico. 

El nombramiento como nuevo primer ministro de Abiy, un joven político reformista oromo que habla inglés y las tres principales lenguas regionales del país -oromo, ahmara y tigriya-, busca entrar en una época más democrática y de mayores libertades en Etiopía, como él mismo ha asegurado en varias ocasiones.