Un rumbo “desastroso”

Vergonzosa, preocupante o desastrosa son adjetivos usados ante la deriva del Reino Unido por el ‘Brexit’

Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Londres - El 23 de junio de 2016 el pueblo británico dio la espalda a la UE, club del que forma parte desde 1973, por 51,9% votos contra 48,1. Para el profesor de Políticas de la Universidad Queen Mary de Londres Tim Bale, la situación casi dos años después es incluso peor de lo que sus primeros presagios le hacían prever. “No creo que ni siquiera los que estábamos preocupados entonces hubiéramos creído que, dos años después, el Gobierno del Reino Unido habría demostrado ser incapaz de idear una estrategia de negociación clara”, lamentó. Añadió que “todo se ha convertido en una vergüenza diplomática y un desastre político” y que el país está “todavía amargamente dividido, con muy pocos votantes que hayan cambiado de opinión”. También confesó su incredulidad sobre el convencimiento de muchos votantes por el leave (salida) de que “se puede reconciliar lo irreconciliable y persuadir a la UE de que dé al Reino Unido todo lo que quiere sin un coste real”.

confusión y división En la misma línea pesimista se mostró el profesor de Políticas y Estudios Internacionales de la Universidad de Londres Stephen Chan, quien declaró que “es increíble ver a un país impulsado solo por la terquedad”. Dijo que el Reino Unido se encuentra “confundido y dividido entre los decididos a abandonar Europa, sin importar el coste, y los que tienen el presentimiento de que se avecinan tiempos económicos muy malos”. Asimismo, criticó al Ejecutivo de May, a la que acusó de desoír las “sabias voces” de los lores, al eliminar esta semana 14 de las 15 enmiendas que habían introducido en la ley del Brexit, que traslada al cuerpo legal británico la normativa comunitaria. Entre ellas, una cláusula que defendía el acceso al mercado único a través del Espacio Económico Europeo (EEE), otra en favor de la unión aduanera, así como una que entregaba el control del Brexit al Parlamento si el Gobierno no llega a un acuerdo con Bruselas. Chan recordó que “muchos diputados conservadores consideran que las negociaciones han sido un desastre”. - Paula Baena