Arraigo es lo que toca ahora

Isabel Laiseca García Zalla - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

“Tengo unas circunstancias especiales”. Venga ya. Cuando la estabais forzando tú y tu manada, no te acordabas de la supuesta familia a la que tenías que cuidar. Perdón, no sabía que tuvieras una relación libre. Vaya mujer tienes: te quiere tanto… Ahora pides ayuda. Tú se la negaste a alguien. A buenas horas, mangas verdes. En este país todo vale. Seguís haciendo un daño irremediable los de vuestra calaña. Solo os suspenden de sueldo y empleo. Volvéis a las calles. Vaya Justicia tenemos. Esto es un abuso de poder. Que sepas que todo poder cae. Los impulsos del mal que ha hecho y las faltas que ha cometido, se convierten, tarde o temprano, en el ariete que ayuda a derribarlo.