MESA DE REDACCIÓN

Un país mundial

Asier Diez Mon - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

UNA vez más se juega un Mundial sin que Euskadi haya tenido oportunidad de clasificarse. En el plano político no hay una respuesta a por qué Irlanda del Norte, Gales y Escocia pueden hacerlo y Euskadi no. Las explicaciones sobre la participación de esos equipos en la gestación del deporte han dejado de ser creíbles y es necesario ser más exigentes y, como mínimo, pelear para que quien lo desee pueda acudir con la ikurriña o la senyera en lugar de con la española. No se cuestiona su patriotismo –fuera de toda duda cuando Nadal decide no arrimar el brazo izquierdo para que España gane la eliminatoria X de la Copa Davis, pero, técnicamente, un futbolista no puede negarse a la llamada de la federación. El Concierto permite a los vascos tener normas y una estructura económica diferente o mejor, si nos dejamos llevar por el entusiasmo. Así que el que suscribe lleva décadas levantándose cada día de la cama sin que le asalte ningún sentimiento de españolidad. Todo lo contrario, aumenta la distancia con el concepto de país que arrastran los españoles. Sin embargo, tampoco hay una necesidad apremiante de reafirmarse como pieza de otro bloque 'identitario'. El clima ahora es diferente, más natural y sano. Y no es tan extravagante ver a alguien en un bar animando a la selección española. Incluso uno mismo se puede sorprender aplaudiendo un golazo como el tercero de España a Portugal, aunque siga sin entender porqué Euskadi no participa.

Secciones