a un precio medio de 7,8 euros

Los puertos vascos reciben las primeras partidas de bonito

El ‘Otzarri Berria’ estrena la temporada con la descarga en Bermeo de 6.800 kilos a un precio medio de 7,8 euros

Ramon Basaldua - Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

BERMEO - El atún blanco-bonito del norte llegó a los puertos vascos, tras lo que, en la mañana de ayer, la cofradía de pescadores de Bermeo realizó la primera subasta de la temporada. El pesquero bermeotarraOtzarri Berriadescargó cerca de 6.800 kilos de bonito capturados en aguas del océano Atlántico mediante el sistema de curricán o cacea desde que iniciara la pesquería el 29 de mayo.

La mayor parte del pescado descargado ayer en Bermeo correspondió a bonito mediano, de entre cuatro y siete kilos por ejemplar, y bonito grande, de más de siete kilos. La cotización media alcanzada en primera venta por el primer atún blanco de la temporada en Euskadi se situó en torno a los 7,76 euros por kilo.

Otras tres embarcaciones caceras con base en el puerto de Bermeo optaron por comercializar sus capturas en la rula de Avilés, donde descargaron cerca de 16.400 kilos. La cotización en lonja osciló en función de la calidad del producto, con una media de entre 6,85 y 7,83 euros. Otros dos pesqueros bermeanos arribaron al puerto de Musel, en Gijón, con unos 10.400 kilos de bonito cuya cotización en primera venta se situó entre 7,02 y 7,37 euros. Tres pesqueros hondarribitarras descargaron sus capturas de bonito en el puerto lucense de Burela.

La primera marea de la campaña de bonito no arrojó resultados satisfactorios para los arrantzales en cuanto a capturas. La media por embarcación no llega a los 6.000 kilos tras cerca de tres semanas de faena en alta mar. Por contra, la cotización alcanzada en primera venta puede considerarse aceptable. “Nunca se sabe lo que puede deparar una costera. Este año la campaña de bonito no ha comenzado demasiado bien. Todas las capturas se han producido al nordeste de las Azores, en una zona bastante pequeña. Si te movías de ese lugar a la búsqueda de nuevos cardúmenes te quedabas sin abrir la tapa de la nevera”, asegura el patrón de un pesquero bermeano. “No obstante -añade- las cosas pueden cambiar de un día para otro y confiamos en que el bonito haga acto de presencia con fuerza”.

La escasez de capturas durante las últimas jornadas provocó que varios patrones decidieran poner rumbo a puerto para tratar de aprovechar el tirón de las primeras descargas de bonito de la temporada y vender su producto a un precio superior al registrado habitualmente durante la campaña. Otros patrones optaron por navegar hacia el noroeste con el propósito de localizar nuevos cardúmenes de atún blanco-bonito del norte. “Algunos barcos han llegado hasta 45º de latitud norte y 24º de longitud oeste -a más de 700 millas náuticas al oeste de Estaca de Bares- y continúan su singladura sin novedad” explicaron ayer fuentes de la bajura vizcaina. “Confiemos en que los barcos localicen nuevos bancos de atún en la ruta desde puerto hacia las zonas de pesca. Con el bonito nunca se sabe dónde puede aparecer”.

Mientras la flota vasca de curricán faena a la pesca de bonito desde finales del pasado mayo, el grueso de embarcaciones permanece amarrada en puerto desde que el Gobierno de Madrid decretara el cierre precautorio de la pesquería de anchoa el pasado 8 de junio para evitar que se sobrepasara el límite de capturas de esta especie establecido para el primer semestre del año. “Todavía no hemos recibido ninguna notificación definitiva sobre el cierre de la pesquería de anchoa. Cabe la posibilidad de que el cierre precautorio se convierta en definitivo o que, por contra, se decida reabrir la pesquería porque todavía no se ha cubierto el cupo. Mientras tanto, el grueso de la flota permanece amarrada en puerto”, dicen desde la bajura vasca.

la ‘pesca’ de eroski

1.500