para el periodo 2018-2022

El Gobierno vasco aprueba un nuevo plan de familia, que prevé medidas por valor de 460 millones de euros

El Ejecutivo espera reducir un 20% la tasa de pobreza infantil y elevar la tasa de fecundidad

El Gobierno vasco ha aprobado el 'IV Plan interinstitucional de apoyo a las familias en la comunidad autónoma de Euskadi 2018-2022', en el que se recogen las distintas medidas del Ejecutivo en materia de respaldo a las familias y conciliación "corresponsable" de la vida laboral y personal, a las que se prevé destinar casi 460 millones de euros en los próximos cuatro años.

EP - Martes, 19 de Junio de 2018 - Actualizado a las 18:52h.

GASTEIZ. El plan reorienta las ayudas por excedencia laboral para garantizar la cobertura económica de las excedencias por paternidad durante un plazo adicional de 12 semanas y con el pago del 100% del salario base de cotización, una medida que ya fue anunciada por el Gobierno autonómico el pasado mes de marzo.

Este documento se divide en cinco grandes ejes. El primero, dedicado a la emancipación de las personas jóvenes y la formación de nuevas familias, tiene entre sus objetivos el incremento de las tasas de natalidad en Euskadi, la conciliación corresponsable y reorientar las actuales ayudas por excedencia laboral al objeto de garantizar la cobertura económica de las excedencias por paternidad, con doce semanas adicionales y el pago del 100% del salario base de cotización.

A través de este programa, se pretende reducir un 20% la tasa de pobreza infantil, incrementar la tasa de ocupación de 25 a 44 años de edad hasta el 80%, y elevar el indicador coyuntural de fecundidad de las mujeres de Euskadi hasta el 1,50.

Asimismo, se espera elevar un 25% las tasas netas de escolaridad entre niños de un año, y reducir en un 50% la brecha de cuidados en el hogar y la edad media de emancipación de la población juvenil.

También se incluyen políticas de apoyo a las familias, y un apartado sobre el bienestar de la infancia y la adolescencia, que incluye objetivos específicos en ámbitos que afectan a las condiciones de vida de la infancia y la adolescencia. Asimismo, uno de los ejes se centran en "el liderazgo y la gobernanza" de las políticas de familia e infancia.

Los cinco ejes se desarrollan a través de 18 objetivos, que suman 116 medidas. El plan incluye una serie de indicadores de impacto de las medidas planteadas y un sistema de seguimiento y evaluación.

El desarrollo del plan prevé un gasto de casi 460 millones de euros entre 2018 y 2022, una suma que se destinará a la implantación de medidas que dependen directamente de la Viceconsejería de Políticas Sociales, especialmente en el ámbito de la conciliación (286 millones).

A ese presupuesto se suman otras inversiones que afectan a las familias, como los 785 millones de euros correspondientes a las políticas de garantía de rentas para familias con hijos y en programas de empleo juvenil, además de los 220 millones destinados al Consorcio Haurreskolak, 250 millones a becas, o 50 millones en políticas de vivienda para personas jóvenes.

El Gobierno ha destacado que a estas aportaciones se les añaden unos 1.575 millones de euros de gasto fiscal en deducciones tributarias por descendientes en el marco del IRPF y 415 millones de euros en Servicios Sociales.

DEDICAR TIEMPO

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha afirmado que este programa "garantiza unos recursos económicos mínimos a todas las familias con hijos y previene la pobreza infantil".

Además, ha destacado que el plan "facilitará que madres y padres dediquen a sus hijos todo el tiempo necesario, fomentando una organización del tiempo social más adecuada para las necesidades de las familias".