Ciclo Noites de Fado en la Sala BBK

María Berasarte: “Para mí la música es un instrumento liberador”

La cantante donostiarra.

La cantante María Berasarte cierra hoy el ciclo Noites de Fado en la Sala BBK con la colaboración de Lisboa String Trio

Miércoles, 20 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - Tras una exitosa VII edición, la Sala BBK de Bilbao baja hoy el telón de Noites de Fado con la cantante donostiarra María Berasarte, que contará con el apoyo del prestigioso Lisboa String Trio, liderado por el ex-Madredeus José Peixoto. “¡Qué mejor sitio que mi tierra para despedir una etapa maravillosa de mi vida!”, explica Berasarte, que cierra hoy la puerta al fado (“seguirá acompañándome siempre”), para embarcarse en otros desafíos musicales.

Adeus, a las 20.00 horas, pone fin a una década de vinculación de la cantante con el fado y su mundo, una línea emocional trazada entre Donostia y Lisboa asfaltada con dos discos con canciones en tres idiomas. “En cierta manera sí cierro la puerta al fado, pero eso no significa que no vaya a cantarlos más. Es la manera de decir en voz alta que no soy fadista, que soy cantante, pero que agradezco enormemente todo lo que me ha dado”, explica a DEIA.

“No es que me haya cansado del fado, es que nunca he pertenecido a él”, prosigue la cantante, que reconoce que la canción portuguesa le seguirá acompañando, “como los buenos amigos”, en su voz y en los recuerdos. “De él me atrajo la curiosidad, como todas las cosas que captan mi atención”, rememora. De hecho, lo sintió tan cercano que llegó a plantearse si no habría sido portuguesa en una vida anterior.

“Su estética musical me gusta mucho, pero necesito cantar desde otro sitio”, reivindica. Y lo hace recordando “el casi estado de sumisión, destino y saudade” del fado. “Mi naturaleza es otra. Yo puedo cantar a la tristeza y ser melancólica, pero me enfrento a ese sentimiento para que no pueda conmigo. La música como instrumento liberador”, sentencia su reflexión Berasarte, que logró entrar con éxito en un mundo “cerrado con candado” como el del fado. “Se extrañaron muchísimo”, indica.

nuevos aires Un “gran agradecimiento, cariño y respeto” por esta década de fados y convivencia con Portugal presidirán su concierto. A partir de mañana, Berasarte se embarcará en un proyecto en formato de dúo con el pianista cubano Pepe Rivero. Se llama Delirio, se plasmará en un disco “a finales de este mes” y se subirá el día uno de julio al escenario del Teatro Victoria Eugenia de Donostia, con Zenet como “invitado especial”. Berasarte abandona en Delirio, proyecto auspiciado por la pianista Judith Jauregui, “el dolor del fado” para contagiarse de historias con “una frescura y un calor nuevos”, explica.

“Se ha abierto una puerta hermosa al trabajar librememente y de forma conjunta. Nos sentamos al piano y proponemos cosas”, explica. “No reproducimos canciones bonitas, intentamos habitar en ellas como si nunca hubiéramos tenido otra referencia. No nos resistimos a nada”, explica para defender un repertorio que incluye a Serrat, Mikel Laboa, la música clásica, la canción francesa y algo de fado. “Necesitas libertad y locura para crecer”, indica. - Andrés Portero

Secciones