consejero de salud

Jon Darpón: "De momento no hay una prueba de irregularidades en la OPE"

El consejero de Salud, Jon Darpón, ha asegurado hoy que "de momento no hay una prueba" de irregularidades en las oposiciones de Osakidetza, pero que sí existen "dudas" y por eso se han abierto expedientes de investigación en cuatro tribunales de especialidades médicas.

El consejero ha afirmado que, si se demuestra que se ha producido alguna irregularidad en alguna de las pruebas de Osakidetza, se repetirán esos exámenes y se tomarán las decisiones "que haya que tomar con la mayor celeridad".

EFE - Miércoles, 20 de Junio de 2018 - Actualizado a las 12:02h.

BILBAO. El consejero ha afirmado que, si se demuestra que se ha producido alguna irregularidad en alguna de las pruebas de Osakidetza, se repetirán esos exámenes y se tomarán las decisiones "que haya que tomar con la mayor celeridad".

En una entrevista Radio Euskadi, recogida por Europa Press, se ha referido a la situación en la OPE de Osakidetza con la denuncia de la supuesta filtración de exámenes en algunas especialidades médicas, lo que ha llevado al Departamento de Salud ha suspender las oposiciones en cuatro de ellas.

Darpón ha indicado que no calificaría de "calvario" lo que está ocurriendo y ha señalado que lo importante es "esclarecer" lo sucedido y para ello "se trabaja con la máxima transparencia y celeridad".

El consejero ha manifestado que las oposiciones se organizan "con todas las garantías", pero "pueden ocurrir problemas".

Además, ha señalado que hay una investigación abierta para esclarecer "las informaciones que han llegado y sacar las conclusiones oportunas".

Darpón ha recordado que se ha encargado un estudio estadístico externo de todos los exámenes de todas las categorías de la OPE (86) para garantizar que se cubran las plazas "por las personas que tengan mayor competencia" y rija la "igualdad de condiciones".

El consejero ha señalado que todavía no tienen datos y han pedido que se priorice el estudio de las pruebas cuestionadas. En concreto, esperan tener los resultados de análisis de coherencia estadística para finales de la semana que viene para "poder tomar las decisiones oportunas en la primera semana de julio".

"Si se demuestra que ha habido alguna irregularidad, tomaremos, con la mayor celeridad las decisiones que haya que tomar", ha añadido. El consejero ha precisado que, si de los expedientes abiertos se constata "alguna irregularidad" y si del estudio estadístico se desprende que hay que abrir más expedientes, "se abrirán".

"Se esclarecerá, tomaremos todas las medidas a nuestro alcance, si hay que repetir algún examen, se repetirá, si alguien es susceptible de una medida disciplinaria de acuerdo a la normativa laboral se tomará, sea de la categoría que fuere, y, desde luego, si se desprende que hubiera ocurrido algún hecho delictivo, se pondrá en manos de la Fiscalía", ha agregado.

Darpón ha indicado que no ha habido "afortunadamente" ninguna "novedad" en las últimas horas y ha reconocido que tener cuatro expedientes abiertos es un "contratiempo muy importante". "Estamos convencidos de que la OPE como la anterior, que tenía 1.135 plazas, tiene y tenía todas las garantías para llevar todos los procedimientos de acuerdo a normativas sin ningún contratiempo", ha apuntado el consejero, que ha señalado que están a disposición del Ararteko y de la Fiscalía.

El consejero ha afirmado que "no van a dudar de la profesionalidad y del buen hacer de nadie tanto en cuanto no haga una prueba efectiva", una "prueba de cargo". Darpón ha asegurado que "nadie ha acusado a nadie con nombre y apellidos de filtrar un examen" pero uno de los vocales de tribunales puso por escrito que "tenía dudas de que los resultados de los exámenes obedecieran solo al conocimiento".

Darpón, que ha dicho que, él cuando ve que alguien saca un 10, "no presupone" que es "sospechoso", ha indicado que el método de corrección y el grado de facilidad o dificultad de la prueba "pueden justificar algunos de los resultados".

Por último, ha indicado que, en relación a este tema, el lehendakari, Iñigo Urkullu, le ha pedido que "trabaje para esclarecer cuanto antes" lo ocurrido "con la máxima celeridad y transparencia". "El lehendakari me ha insistido en el rigor, que, si hay alguien que ha tenido un comportamiento anómalo, que se conozcan y se tomen las medidas oportunas y, si no es así, que se restablezca el buen nombre de todas la personas que han participado en la OPE", ha agregado.