Cultural de Durango-San Fernando

Durango ya calienta motores

Los hinchas de la Cultural de Durango se conjuran para el decisivo encuentro por las calles durangarras. (José Mari Martinez)

Una kalejira animará el ambiente desde primera hora del domingo, cuando la villa espera celebrar el ascenso de la Cultural a Segunda División B tras el duelo que le enfrentará en Tabira al San Fernando canario

El del domingo puede ser un gran día para una villa de Durango deseosa de celebrar el ascenso de la Cultural a Segunda División B, algo que no ocurre desde hace trece años.

Un reportaje de Jon Baraja - Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

La localidad se iluminará en la noche del sábado con las típicas hogueras de la víspera de San Juan, pero cuando realmente arderá será al día siguiente. A buen seguro, muchos vecinos optarán por recogerse pronto y reservarse para lo que les espera desde bien temprano en la jornada posterior. Y es que Tabira acogerá a las 12.00 horas el duelo decisivo frente al San Fernando, al que ya se impusieron en tierras grancanarias por 0-1 gracias a una diana de Egaña. No obstante, el ambiente empezará a calentarse desde dos horas antes, gracias a una kalejira que partirá desde el céntrico pórtico de Santa María.

“No se movía nadie y se me ocurrió que había que hacer algo por la Cultural, porque se lo merece”, explica Txemi Gómez, organizador de un pasacalle que transcurrirá por Goienkale, donde realizará varias paradas hasta llegar a Santa Ana, plaza desde la que se encarará la larga recta hasta el campo. “Fui a pedir permiso al ayuntamiento y me dijeron que lo tenía que haber hecho dos meses antes. ¿Quién iba a saber que el equipo iba a llegar hasta la final?”, prosigue el durangarra, a quien le “pusieron algunas pegas, porque hay que cortar algunas calles, pero al de una hora y media me llamaron para confirmarme que tenía el permiso concedido”.

Una vez acabado el choque, la fanfarria recorrerá de nuevo los cerca de 1.500 metros que separan el campo de Goienkale, calle del casco antiguo en la que se sitúan una veintena de establecimientos hosteleros y en la que se suele concentrar el ambiente festivo. “Será así pase lo que pase. De todos modos, no tengo ninguna duda de que vamos a ganar”, responde el impulsor de esta iniciativa cuando se le pregunta si la kalejira de regreso al centro también se celebraría en caso de que los blanquiazules no lograsen el ascenso. “Va a hacer buen tiempo, así que animo a la gente de todas las edades a que venga a disfrutar. Creo que va a ser un éxito”, destaca Gómez, que es directivo del Sasikoa, club local de fútbol sala, y hasta hace poco también lo era del Iurretako, escuadra vecina que estará muy pendiente de lo que ocurra en Tabira. Y es que su ascenso depende de los de Cultural y Portugalete. Si ambos suben a la categoría de bronce, los iurretarras formarán parte de la Tercera División el próximo curso.

rematar la faena Si los durangarras sellan el objetivo, vivirán su cuarta etapa en Segunda División B. La más prolífica resultó la primera, que duró cuatro campañas, desde 1987-88 a la 1990-91. Las otras dos fueron de tan solo una temporada, concretamente la 1995-96 y la 2005-06. Creado en 1919, el club espera medirse en su centenario a “equipos con solera, como Racing, Logroñés, Bilbao Athletic o Sanse. Le dará prestigio al pueblo”, subraya Andoni Iruarrizaga, hijo del que fuera presidente de la entidad a principios de los ochenta, Anton Iruarrizaga. “Acabo de ir a comprar dos entradas para el domingo y al final he cogido diez, porque me han pedido algunas personas. Y seguro que mañana tendré que ir a por más”, añade.

Respecto al choque frente al San Fernando, la idea generalizada entre la afición es que se rematará la faena con éxito. “Somos los mejores, por supuesto. No hay ninguna discusión”, avisa Elisabeth Solozabal, una de las socias más veteranas. “Será complicado, pero creo que vamos a ganar 2-0, como contra el Alcalá”, apuesta José Mari Martín, hostelero que considera que el ascenso beneficiaría a su gremio, pero también “al pueblo entero”. Madridista de pro, Martín no niega que el ambiente que se está viviendo en Tabira las últimas semanas es “lo mejor que hay en el mundo, por algo es el equipo del pueblo”. Otro hostelero, Andrés López, se alegra de que las gradas se vean más coloridas en las últimas fechas, ya que “antes iba poca gente y el juego era muy bueno”. El vicepresidente de la entidad, Miguel Pérez, espera que “el año que viene la gente siga acudiendo, Dios lo quiera, en Segunda B”.

Secciones