HOY COMIENZA EL VERANO

¿Por fin llega el verano?

La víspera de la entrada en vigor de la época estival ofrece una jornada calurosa con los arenales muy concurridos

Un reportaje de Carlos Zárate - Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

YA lo había advertido el pastor del Gorbea y, hasta la fecha, las témporas mandan. “Este año no habrá ni tres días de sol seguidos”, resumió hace unas semanas para disgusto de muchos con su afinada sabiduría popular. Por eso no es de extrañar que cada vez que los meteorólogos pronostiquen una jornada de buen tiempo, las playas de la costa vizcaina se vuelvan más concurridas que la Gran Vía bilbaina el primer día de rebajas. Ayer, víspera de la entrada en vigor hoy de la época estival, los pronósticos eran de calor extremo, incluso con algunos territorios en alerta. Esta vez se cumplieron y una temperatura media de 25 grados, con sensación térmica mayor, permitió a miles de vizcainos disfrutar de la playa. Los afortunados que pudieron escaparse hasta los arenales por la mañana disfrutaron además de una jornada soleada, que se torció por la tarde, con abundante nubosidad, aunque se siguieron manteniendo las temperaturas elevadas. Un oasis en el desierto veraniego que ha visto como en las últimas semanas a la inestabilidad meteorológica se le sumaba la alerta por contaminación fecal. Todo parecía predestinado para que los vizcainos se olvidasen este verano del bañador y el bikini. “Hemos aprovechado que habían anunciado buen tiempo para pisar por primera vez este año la playa”, resumió un grupo de estudiantes getxotarras que acaban de terminar los exámenes y disfrutaron de su primer contacto con la playa en Sopela. Con idénticas ganas de disfrutar del buen tiempo se acercó hasta La Salvaje la erandiotarra Hind Karra. “A este paso pensábamos que para poder disfrutar de la playa íbamos a tener que viajar al sur”, destacó sorprendida. Sin embargo, al menos por unas horas, pudo disfrutar de los rayos de sol en la costa vizcaina. “Ahora a ver si aguanta el calor, porque llevamos una racha...”, agregó resignada. Quien disfrutó ayer de lleno de la playa fue Rober Ateka. Vecino de Astrabudua y habitual de La Salvaje, se dio un baño en el mar. “Está muy buena, a 19 grados”, confirmó. La alerta por contaminación tampoco le ha frenado estos días de atrás. “No he notado nada sucia el agua. Creo que hay más vertidos en invierno pero no se hacen tantos controles y la gente no se entera”, explicó. Lo cierto es que en la jornada de ayer las banderas verdes y amarillas lucieron a partes iguales en la costa vizcaina. Así, aunque algunos aún no se atrevan a darse el primer chapuzón, los rayos de sol siempre son bien recibidos. “Es el primer día que vengo a la playa. Todavía el agua está muy fría y sucia, pero hay ganas de ir cogiendo color”, detalló la sopeloztarra Ane, que acudió a Arriatera-Atxabiribil junto a un grupo de amigas.

Sin embargo, el aperitivo del verano vivido ayer parece que va a ser un espejismo porque, según Euskalmet, hoy se volverá a registrar una jornada nubosa con algunos claros por la mañana. En el interior, el cielo estará más despejado, aunque tenderá a cubrirse por la tarde, cuando incluso pueden registrarse lloviznas. Además, las temperaturas rondarán los 23 grados en la costa y los 27 grados en el interior. En definitiva, una nueva jornada inestable, nada nuevo bajo el sol... de Euskadi.