grupo C

Eriksen sabe lo que hace

(EFE)
(EFE)

Un gol del jugador del Tottenham y otro de Jedinak de penalti tras el var dan un punto a cada selección. Dinamarca, con pie y medio en octavos

Nagore Marcos - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:57h.

Dinamarca 1

Australia 1

DINAMARCA: Schmeichel;Dalsgaard, Christensen, Kjaer, Stryger;Schöne, Delaney;Yurary Poulsen (Min. 58, Braithwaitte), Eriksen, Pione Sisto;y Jorgensen (Min. 72, Cornelius).

AUSTRALIA: Ryan;Risdon, Sainsbury, Milligan, Behich;Mooy, Jedinak;Kruse (Min. 68, Arzani) Rogic (Min. 82, Irvine), Leckie;y Nabbout (Min. 75, Juric).

Goles: 1-0: Min. 7;Eriksen. 1-1: Min. 38;Jedinak, de penalti.

Árbitro: Mateu Lahoz (España). Amonesto a Yurary Poulsen.

Incidencias: Partido de la segunda jornada del grupo C disputado en el Samara Arena ante 40.727 espectadores.

Bilbao - No es que Christian Eriksen estuviera flojo. Es que estuvo casi desaparecido. El jugador estrella de Dinamarca apenas se dejó ver en el encuentro de su selección ante Australia. Pero cuando apareció, lo hizo a lo grande. El futbolista del Tottenham consiguió finalizar una magistral jugada para colocar a su equipo por delante en el marcador y, aunque finalmente el conjunto oceánico logró empatar gracias a un penalti señalado por el VAR, con este punto Dinamarca tiene prácticamente sellado su billete a octavos de final. Mientras que Australia necesitará casi un milagro en la última jornada.

Ayer ambos combinados ofrecieron un espectáculo divertido y vistoso. Lejos de los aburridos encuentros que nos está regalando esta cita mundialista. Los dos equipos saltaron a por la victoria, quisieron la pelota y no tuvieron reparos en correr. Cierto es que Dinamarca salió más decidida, o quizá más centrada, y eso se tradujo en varias ocasiones que concluyeron en el tanto de Eriksen. El delantero danés, a gusto con el protagonismo que le da su selección, aprovechó una increíble dejada de espaldas del espigado Nicolai Jorgersen para fusilar con la izquierda -su pierna menos buena- a Matthew Ryan. El guardameta aussie estiró el brazo, pero nada pudo hacer ante la violencia del disparo. De esta forma, Dinamarca cumplía su guion y en el minuto 7 ya se ponía por delante. Acariciaba los octavos.

Sin embargo, tras el tanto, a Eriksen no se le volvió a ver. Se esfumó del partido. Y la selección danesa lo notó. Empezó a sufrir. Y Australia, a creérselo. Los oceánicos se lanzaron al ataque, conscientes de que ese resultado les mandaba para casa. Se vinieron arriba y empezaron a crear problemas. Con Eriksen perfectamente atado por Mooy y Jedinak, Australia buscó el oxígeno que le otorgaría un gol. Y lo encontró gracias al VAR. Mathew Leckie se movió muy bien en el área danesa, cazó un balón aéreo y consiguió el penalti de Poulsen, que tocó el esférico con la mano. No pitó la pena máxima Mateu Lahoz -conocido colegiado por estos lares-, sino que esperó a la revisión de la asistencia de vídeo para apreciar que, aunque involuntariamente, el jugador danés cambiaba la dirección de la pelota con la mano. Lahoz señaló los once metros y Mile Jedinak, el capitán australiano, puso las tablas en el marcador.

Adiós ‘aussie’ La segunda mitad arrancó con el empate y con una Australia lanzada al ataque. Dinamarca se replegó un poco, escenificando lo bueno que era para ella este punto. Se ofrecieron dos estilos diferentes, pero ambos brillantes, y se crearon ocasiones. Fue un partido lleno de alternativas. Los oceánicos subieron el ritmo, avanzaron metros. Quemaron el poco oxígeno que le quedaba a la defensa danesa. Lo intentaron por tierra y mar. Pero Dinamarca, cada vez que conseguía la pelota, probaba por el aire. Se sacudía la tensión con un balón hacia Jorgersen, que los cazaba todos y ponía un poco de pausa a favor de sus intereses. Los australianos no se vinieron abajo, pero finalmente el reloj marcó el minuto 90, Lahoz pitó el final y sus ilusiones se quebraron. Ayer la selección aussie dijo casi adiós al Mundial de Rusia con un fútbol que divirtió a los presentes, mientras que Dinamarca se jugará la primera plaza del grupo con Francia el martes (16.00 horas).

Secciones