autoridad portuaria

A favor de unas aguas limpias

La Autoridad Portuaria reúne a 30 personas en un simulacro de lucha contra la contaminación marina

Un reportaje de Yaiza Pozo - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:57h.

LA prevención es clave para evitar la contaminación en los puertos. Por eso, cerca de 30 personas de la Autoridad Portuaria de Bilbao participaron ayer en el primer simulacro del año para luchar contra la contaminación marina que tuvo lugar en la ría de Bilbao, a la altura del puente Euskalduna. “Hacemos tres al año y lo hacemos aquí porque es una de las terminales portuarias que tienen riesgo de contaminación”, decía el jefe de seguridad de la Unidad Portuaria de Bilbao, Jorge Arce, antes de que diese comienzo la operación.

Las embarcaciones del Puerto, de los Amarradores y de los Remolcadores luchan desde hace años por una misma causa: acabar con la contaminación marina cuando se presenta. Un total de cinco embarcaciones -Hirurak bat, Villa Portugalete, Urgozo, Capetillo y Churruka- trabajaron ayer bajo las órdenes de Unai Arteche, el patrón de la sección de embarcaciones y del Churruka, que les iba guiando en el operativo. Se considera un apasionado de la mar “mi familia es de pescadores y soy de un pueblo pesquero, de Zierbena. Me encanta mi trabajo porque es a lo que me he dedicado toda la vida”, confesaba a DEIA.

Unai y su equipo procedieron, en primer lugar, al despliegue de una gran barrera autohinchable de 400 metros para limitar la zona.

Ya en sus puestos, llegó el momento de simular un vertido de hidrocarburo en plena ría de Bilbao. En el centro se ubicó Urgozo conocido como Skimmer “que recoge este componente por una bandeja y expulsa el agua sobrante por una manguera”, contaba Arteche. Esta es una de las muchas actuaciones que ha llevado a cabo la Unidad Portuaria en los últimos años así que este ensayo era para muchos un ejercicio rutinario más. “Hay que pensar que si se da el vertido, la emergencia es instantánea. En realidad toda esta gente está preparada para actuar ante cualquier emergencia. Da igual la situación y el momento”, añadía Arteche.

No había nervios. Se notaba que no era la primera vez que lo hacían. “Tenemos al año dos o tres movilizaciones, pero ojalá estos protocolos no se tuviesen que poner en marcha”, confesaba por su parte, el jefe de seguridad.

Pero gracias a la labor que desempeñan los profesionales de la Autoridad Portuaria hacen que las aguas de la ría y la que limitan con los muelles en Santurtzi, getxo y Zierbena se mantengan limpias y exenta de residuos. Este año, de momento, han tenido menos actuaciones. “Esto no se sabe nunca. Todavía queda mucho por concienciar y la mayoría de manchas en las que tenemos que actuar es de sentinas de barcos, de embarcaciones de recreo... Todavía hay que concienciar a la gente sobre el medio ambiente”, confesaba Arteche. Otro de los barcos protagonistas en la intervención realizada ayer en este simulacro fue el Hirurak bat. Por un momento se convirtió en un dispersante “otra de las formas de actuar contra el hidrocarburo en el agua y lo que hace es recogerlo mecánicamente”, indicó el jefe de seguridad de la Unidad Portuaria .

Pioneros El Puerto de Bilbao es, a nivel europeo, uno de los mejor preparados en cuanto a la contaminación marina. La entidad dispone de un total de cuatro contenedores con diferentes barreras de contención que suman 1.650 metros. “Hay que estar siempre alerta de que todo funcione y tengamos todas las herramientas. Hay que estar al día y que dispongamos de los equipos necesarios”, relataba Arteche.

El simulacro acabó como se esperaba. “La experiencia ha sido muy bonita porque todos hemos logrado coordinarnos”, confesaba el capitán del Churruka. Este simulacro fue, una vez más, una operación para testar la efectividad de la Autoridad Portuaria contra la contaminación marina accidental y todos ellos esperan que un día, las aguas de Bizkaia estén limpias.