facturó 11.280 millones de euros

Mondragon cierra 2017 con un leve descenso de ventas y perspectivas alcistas

Su división industrial creó durante el pasado año 2.691 empleos y representa el 46% de la plantilla total del grupo

Maialen Mariscal - Sábado, 23 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:18h.

donostia - Grupo Mondragon facturó durante el pasado año 11.280 millones de euros, una cifra que representa un 1% menos de lo alcanzado durante el ejercicio anterior, pese a lo cual las perspectivas para el presente 2018 son alcistas de atender al buen comportamiento registrado en el primer cuatrimestre del año.

La corporación cooperativa dio a conocer ayer los resultados conjuntos de todas las empresas que integran el grupo con una especial atención a la positiva evolución de la generación de empleo, que durante el pasado año creció un 0,7% para alcanzar una plantilla total de 80.818 personas.

En este sentido, un factor a tener en cuenta es que la mayor parte de los nuevos puestos de trabajo se crearon en las cooperativas industriales de Mondragon, aunque la división de distribución, con Eroski como emblema, se mantiene como la mayor empleadora.

Junto con el aspecto laboral, Grupo Mondragon subrayó el capítulo de inversiones, que a nivel general ascendieron a 451 millones de euros durante 2017 lo que eleva la suma del último quinquenio a 1.963 millones.

El balance del pasado ejercicio teniendo en cuenta todas las cooperativas que integran la corporación vasca se ve muy influenciado por el área industrial, cuyos resultados también se comunicaron ayer después de que con anterioridad se conocieran los de sus otras divisiones de conocimiento, distribución y finanzas.

fortaleza La división de industria se caracterizó durante 2017 por incrementos en facturación y empleo, mientras que los resultados finales tuvieron un saldo negativo como consecuencia de diversos factores atribuibles a la evolución de la economía global, por un lado, y a la internacionalización del grupo cooperativo, por otro.

Respecto al empleo, las cooperativas industriales del Grupo Mondragon crearon en su conjunto 2.691 puestos de trabajo y a fin de 2017 la plantilla conjunta se situó en 37.020 personas. Esta cifra representa el 46% del empleo total que genera la corporación.

De tener en consideración que en el último quinquenio entre 2012 y 2017 la división cooperativa de industria ha logrado generar un total de 7.000 puestos de trabajo, cabe concluir que el pasado ejercicio fue especialmente favorable al contribuir con casi 3.000.

Los datos positivos también llegan de la actividad de ventas, con un incremento del 8,1% para llegar a los 5.547 millones de euros. El mercado interno, aunque representa el 30% de la facturación total de las cooperativas industriales, contribuyó a mejorar la facturación.

En un comportamiento que comienza a ser una tónica de la economía vasca, el consumo interno se reactiva y recupera presencia en las ventas de las empresas de Euskadi, y Grupo Mondragon no es una excepción. Durante el pasado ejercicio, las cooperativas industriales facturaron en este mercado 1.693 millones de euros, un 8,6% más que durante el ejercicio anterior.

La internacionalización, por su parte, volvió a ser objeto de especial dedicación por parte de la división industrial cooperativa. La inauguración el pasado jueves de un centro de pruebas en Italia por parte de Danobat, integrante de DanobatGroup que a su vez forma parte del Grupo Mondragon, es una muestra más de la relevancia que los mercados internacionales tienen en la actividad cooperativa.

A esta implantación exterior le han precedido recientemente otras en China, donde tiene 19 filiales productivas y dos delegaciones corporativas;México, con las mismas filiales productivas y una delegación corporativa;y Noruega, con dos filiales productivas. En conjunto, el área industrial suma 143 filiales productivas repartidas por diferentes zonas geográficas de todo el mundo.

Las buenas cifras de la división de industria de Mondragon contrastan con los resultados finales, en los que además de las ventas se contemplan otras cuestiones como los pagos, pérdidas, amortizaciones, etc. que se cifraron en 233 millones, lo que representa un 9% menos de lo alcanzado en 2016.

Mondragon atribuyó este comportamiento al alza en el precio de las materias primas, cuestión que se ha tornado en una preocupación empresarial general por cuanto representa de reducción de márgenes de rentabilidad;a la apreciación del euro que afecta directamente a la producción;y a la apertura de nuevas plantas en el exterior que ha requerido destinar importantes inversiones.

No obstante, el grupo cooperativo considera que 2017 ha dejado una buena base desde la que continuar su actividad durante el presente año de manera “alcista”, con perspectivas positivas.

otras divisiones Grupo Mondragon recordó los resultados obtenidos por otras divisiones de la corporación. En innovación, área en la que Mondragon tiene 15 centros tecnológicos y unidades de I+D, las inversiones fueron de 169 millones de euros, un 3% de las ventas totales. Respecto a distribución, que integra a Eroski y la agrupación Erkop, su resultado ascendió a 40 millones de euros y “sigue suponiendo la que mayor empleo proporciona dentro del grupo”, con 40.368 personas empleadas.

Por último, la división de finanzas que tiene a Laboral Kutxa como la entidad más representativa, su beneficio consolidado se elevó un 9,1% hasta llegar a los 121,4 millones de euros.

El presidente de Grupo Mondragon, Iñigo Ucín, señaló que “somos conscientes de que el futuro estará lleno de retos que pondrán a prueba nuestras capacidades, pero confiamos en nuestro modelo y gracias al aporte de nuestras personas, continuaremos contribuyendo en la creación de una sociedad mejor y más justa”.

las cifras

0,7%

451

11,3