Mesa de Redacción

¿Gladiadores? con tatuajes

Por Concha Lago - Sábado, 23 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:17h.

IGNORO por qué extraño mecanismo hay millones de personas siguiendo actualmente este moderno circo romano que consiste en que 22 tíos disfrazados de gladiadores con tatuajes se encierran en un coliseo equipado con la última tecnología para perseguir un balón. ¿Cuántas horas diarias de fútbol consume este mes un habitante medio? ¿Cuántos días de su vida es capaz de gastar un ser normal en el patadón p’arriba, patadón p’abajo? En este Mundial hay nada menos que 64 partidos de 90 minutos cada uno que se convierten en 95 con el tiempo de descuento y olvidémonos, por supuesto, de las tandas de penaltis. Por si la Liga y las competiciones europeas no hubiesen sido suficientes -han dado partidos todos los días y a todas horas en una fórmula maquiavélica pergeñada por las teles y el dinero-, nos bombardean con más fútbol. Un invento del César del turno para distraer a la plebe incapaz de entender cómo Argentina está al borde de la hecatombe con el mejor jugador del mundo. Un negocio plagado de grandes mentiras, como esa de que se igualan las clases sociales porque Mexico gane a Alemania. Otra gran falacia es que ayuda a enajenarse. A mí me es imposible alienarme con CR7 “el tipo que nunca defrauda”. Sin embargo, estudios sesudos informan de que los niveles de testosterona se incrementan un 30% después de un partido. Bueno, si el tema va de aumentar los niveles hormonales de la población masculina, habrá que callarse.

clago@deia.com