durangaldea

Actores conectados

Los durangarras Aitor Aresti y Aitor Echarte crearon Binomio Teatro para disfrutar en el escenario De momento, el humor y la crítica social marcan sus espectáculos pero no descartan nuevos retos

K. Doyle - Domingo, 24 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:38h.

Durango - Ante la falta de proyectos y con el objetivo de hacer teatro “en su más pura esencia”, surgió hace dos años la compañía Binomio Teatro. Desde entonces, los actores durangarras Aitor Aresti y Aitor Echarte han presentado cinco espectáculos (La Versosaio, Turuuuu el Rey, El aire de la calle, Divinos pucheros y La entrevista) y otras dos animaciones. “La primera vez que curramos juntos sin dirección estuvimos 45 minutos improvisando y ahí nos dimos cuenta de que esto podía funcionar”, recuerdan satisfechos con la decisión tomada.

Reconociendo que “la libertad para crear es la gran ventaja que tenemos”, sus espectáculos de humor y crítica social han sido muy variados. Y es que tras el estreno el 2 de junio de 2017 con La Versosaio -donde se convirtieron en dos bertsolaris que daban un recital para castellanoparlantes-, le siguieron la relación de un rey y su bufón representando los juicios que llevan a cabo, dieron vida a un divertido trío flamenco, presentaron un programa de cocina liderado por dos monjas y representaron una entrevista de trabajo basada en un combate de boxeo entre un tiburón del Ibex 35 y un joven becario que buscaba trabajo. “Conectamos los dos a un mismo nivel humano y se ha generado una complicidad natural;algo difícil de encontrar con otros actores. A la hora de actuar y crear vamos en una misma sintonía y a partir de ahí lo que se conjuga en el espectáculo es disfrute”, asegura con cariño Aresti.

Trabajando en una nueva crítica social con pinceladas de humor que hasta la fecha les ha definido, Binomio Teatro no descarta adentrarse en otro tipo de espectáculos. “Hasta ahora siempre hemos hecho humor y crítica social pero no queremos encasillarnos a ello”, remarcan. En lo que a sus trayectorias se refiere, a sus 46 años Aitor Aresti lleva casi dos décadas sintiendo la magia del escenario, mientras que Aitor Echarte, 28 años, comenzó a formarse en 2013 y ha trabajado con compañías como Arymux y La sombra Teatro. “En el escenario nos ponemos una careta para simplemente desnudarnos;siempre con la intención de entregar un trocito de nuestra alma”, explica con sentimiento Echarte. En esta línea se muestra Aresti añadiendo que “lo que siempre buscamos es transmitir lo que disfrutamos haciendo teatro”.

En lo que al nuevo proyecto se refiere y a diferencia de cualquier otra pregunta, no sueltan prenda. “Nos gusta que la gente nunca sepa lo que va a ver porque el efecto sorpresa se convierte en un atractivo para nuestro público”, precisan los actores que confían en poder estrenar su nuevo trabajo en julio.

Aunque de momento han acertado, defienden que en su caso, al trabajar solos, la seguridad de que un espectáculo vaya a funcionar es intuitiva y “puede que algún día no lleguemos al público”, puntualizan con naturalidad.

Agradecidos al Ayuntamiento por el local que les cedió en febrero para ensayar, Binomio Teatro se junta casi todas las mañanas con la intención de perfeccionar sus espectáculos. A la hora de crear nuevos proyectos “jugamos con la improvisación, creamos un punto de partida y a partir de ahí vomitamos ideas”, señalan.

Hablando de sueños, tiene que claro que “queremos vivir del teatro aunque hay meses que es complicado llegar a fin de mes”. Con su próxima actuación a la vuelta de la esquina, El aire de la calle en fiestas de Tabira el día 28 (20.30 horas), Binomio Teatro reconoce que “el mayor logro es que la gente empiece a descubrir el teatro y puedan disfrutar con ello”.