acceso directo hasta el Puerto

Los camiones especiales marcarán la renovación de los túneles de Mamariga

Las galerías se redimensionarán para acoger transportes especiales más voluminosos. (Pablo Viñas)

La Diputación y la comunidad portuaria concretan su tránsito cuando se cierre una galería

Alberto G. Alonso - Domingo, 24 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:38h.

Bilbao - La circulación de los camiones especiales que trasladan grandes piezas marcarán la obra de modernización de los túneles de Mamariga, el acceso directo desde la A-8 hasta el Puerto de Bilbao. La Diputación y la comunidad portuaria quieren cerrar un acuerdo para que los intereses de ambas partes no sufran, aunque de momento las conversaciones ya han retrasado el inicio de los trabajos adjudicados por el ente foral en marzo pasado.

Los túneles de Mamariga son los más antiguos construidos en los que no se ha llevado a cabo una renovación integral. En la actualidad están en prorroga de uso hasta 2019, según el Organismo de Inspección de Túneles de Bizkaia. “Hay que actuar ya y ponerlos a norma porque hay un problema de seguridad que resolver”, asegura a DEIA el diputado foral de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales. Hay que tener en cuenta que por estas dos galerías circulan cada año tres millones de camiones para recoger o dejar mercancías en los muelles y las empresas que operan en las dependencias del puerto. Suponen el 20% de los 17.000 vehículos que de media circulan al día por esta infraestructura estratégica.

Los trabajos consistirán en una modernización de las galerías y una mejora total de la seguridad. Así, se renovarán el alumbrado, la señalización, las instalaciones, los sistemas de protección contra incendios, la megafonía y los circuitos cerrado de televisión. La otra gran parte de los trabajos será el recrecimiento de ambas bóvedas, “para que puedan circular transportes especiales de mayor tamaño que ahora”, especifica Pradales. Por ejemplo, hoy los trailers que transportan ruedas de gran tamaño fabricadas en la factoría de Michelin en Gasteiz no entran por Mamariga y tienen que dar la vuelta, ir por Zierbena y llegar al puerto por la zona de El Calero. El plan foral de obras implica el cierre de uno de los túneles para acometer los trabajos mientras el otro será utilizado para el tránsito en ambos sentidos. Pero estos camiones especiales, cuyas piezas sobresalen del trailer, requieren toda la anchura de la galería para pasar.

El diputado foral indica que “hay que buscar un equilibrio entre la actividad portuaria, no hacerle un roto, ni una afección, y poder ejecutar las obras”. Hay que tener en cuenta que cada año circulan por este punto 4.600 transportes especiales.

Pradales es consciente de que este tráfico “es muy importantes para el puerto porque es muy competitivo en este ámbito”. La solución más plausible en la que trabajan las partes es crear unas ventanas de paso para cuando vayan a circular estos gigantes de la carretera.

Ventanas de paso Pradales detalla que “consistirá en que estos transportes especiales pasen con prioridad por la noche, y después durante el día, cuando sea necesario en tramos específicos de la jornada”. Esta opción supondría que en estas ventanas el sentido contrario de la circulación estaría suspendido. En esos minutos no sería bidireccional, lo que obligará a montar todo un dispositivo de seguridad en cada ocasión con la presencia de señaleros, semáforos y otros elementos de advertencia. Durante el día el mayor flujo de transportes es a primera hora de la mañana y a última de la tarde, pero Pradales considera que estos tráficos pesados normales circularán sin problemas por el único túnel en servicio que haya. “Dos camiones en un único tubo tendrán que circular a menor velocidad pero pueden hacerlo en ambos sentidos”, apostilla. De momento, ambas partes analizan esta solución y “hasta que no lleguemos a un acuerdo no empezarán las obras”, aseguró el diputado. Sobre una hipotética demora en el transcurso de los trabajos por estas condiciones, Pradales indicó que “no tenía por qué ser así”. Según la adjudicación, el tiempo de los trabajos se prolongará 14 meses una vez iniciados por un coste de 3,75 millones de euros. El proyecto ha sido otorgado a la UTE Túneles Mamariga compuesta por las empresas Tecuni, Gertek y Lurpeko Lan Bereziak.

Al detalle

La cifra

4.600

Secciones