enkarterri

Seis deportistas se enfrentan al Camino Encartado en una sola etapa de 80 horas

Cuatro de los participantes presentaron ayer la prueba con representantes políticos de la comarca. (E.Castresana)

La ruta de 250 kilómetros por diez municipios a través del monte partirá de Galdames el próximo sábado

Elixane Castresana - Domingo, 24 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:38h.

Galdames - Las cifras marean: 250 kilómetros, más de 50 cimas, diez municipios y, este año, 80 horas non stop. Los seis deportistas participantes en la ruta del Camino Encartado, que conecta la comarca a través del monte, elevan el listón de exigencia en la tercera edición de la prueba. Por primera vez, “lo cubriremos no por etapas, sino del tirón, sin descansos programados para dormir”. Así lo explicó ayer Javier Zorrilla, uno de los valientes, en Galdames, municipio que acogerá la salida a las 10.00 horas del próximo sábado, 30 de junio y la meta el 3 de julio por la tarde.

Un reto mayúsculo incluso para quienes están acostumbrados a competir, como es el caso de Javier Zorrilla, Carlos Gutiérrez, Olga Osante e Iker Lezama, de Zalla -y que se subirá a la bicicleta de montaña-;Jon Millán, de Güeñes y Guipu Ramos, de Okondo. Algunos de ellos ya se emplearon al máximo en el desafío de doce horas de continuas subidas y bajadas al monte Kolitza de Balmaseda para concienciar sobre la investigación de la ELA. Les servirá de entrenamiento para lo que les espera. En los 250 kilómetros del trazado “hemos contabilizado 57 montes con buzón en la cumbre, a los que hay que añadir otros que no lo tienen”. Entre ellos, destacan los 1.400 metros de altitud del Zalama o los 800 del mismo Kolitza. Pero también bajarán “al nivel del río”, demostrando que “Enkarterri posee un potencial increíble en este tipo de marchas”.

Contarán con apoyo logístico para asistir las incidencias que puedan surgir y abastecerles de alimentos. “Necesitaremos hidratos y proteínas. Intentaremos hacer dos comidas potentes cada jornada, una a mediodía y otra por la tarde, y cocinar al menos una vez al día”, detalló Carlos Gutiérrez. Además, irán equipados “con GPS” para no desviarse del rumbo. “Esta vez caminaremos por la noche, iremos viendo cómo nos van las cosas y si el tiempo nos acompaña”, manifestó con el recuerdo todavía muy presente del mal rato que sufrieron en una edición anterior en el tramo comprendido entre Lanestosa y Karrantza por culpa de la niebla. “Es un circuito duro con 26.000 metros de desnivel acumulado. El año pasado terminé con el tobillo hinchado”, añadió.

Señalizar el recorrido Esta vez, después de ponerse en marcha en Galdames se dirigirán por este orden a Gordexola, Güeñes, Zalla, Balmaseda, Lanestosa, Karrantza, Turtzioz, Artzentales y Sopuerta antes de regresar al punto de partida. “Mucha suerte y aquí os esperaremos e 3 de julio”, garantizó la alcaldesa de Galdames, Raquel Larruskain. Ante representantes políticos de la comarca como la presidenta de la Mancomunidad, Esther Lasa;la presidenta de Enkartur, Ángela Egia;el presidente de Enkarterrialde, Julián Isuskiza, y concejalas de Zalla y Lanestosa instaron a las administraciones a señalizar el recorrido del Camino Encartado para que otras personas puedan seguir la misma senda en el futuro .

Secciones