en la zona más cercana al puente Frank Gehry

El gobierno de Pedro Sánchez avala la operación Zorrotzaurre

El consejo de ministros dio luz verde el viernes a la creación de nuevos muelles con rellenos

Alberto G. Alonso - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:26h.

Bilbao - El consejo de ministros del gobierno de Pedro Sánchez aprobó el viernes que la Autoridad Portuaria de Bilbao saque a concurso la construcción de los rellenos necesarios para desarrollar la operación urbanística de Zorrotzaurre en la zona más cercana al puente Frank Gehry.

De esta forma el nuevo gobierno socialista da continuidad al acuerdo que firmaron en enero pasado el anterior ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, con el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto y el consejero de Vivienda del Gobierno vasco, Iñaki Arriola por el cual se generarán 50.000 metros cuadrados de terreno ganándoselos a la lámina de agua del canal de Deusto en dos franjas diferentes de Zorrotzaurre que miran a San Ignacio y Sarriko.

La nueva superficie es equivalente a siete campos de fútbol de San Mamés y sobre estos terrenos el Plan Especial de Ordenación Urbana de la incipiente isla prevé acondicionar espacios públicos para los futuros vecinos y obtener solares residenciales donde se levantarán doce edificios que albergarán un total de 761 viviendas.

La firma del convenio referido necesitaba ser refrendada por el ejecutivo de Madrid para que la Autoridad Portuaria de Bilbao, como titular de la lámina de agua en la zona de Zorrotzaurre, pueda sacar a concurso las obras próximamente. En el propio acuerdo del consejo de ministros del viernes se especifica cómo va a ser “una operación de gran singularidad jurídica que va a coadyuvar al proyecto de Zorrotzaurre”.

No es para menos. El convenio avalado el viernes fue suscrito en enero por el Ministerio de Fomento, el ente Puertos del Estado, la propia Autoridad Portuaria de Bilbao, el Gobierno vasco, el Ayuntamiento de Bilbao, la Comisión Gestora de Zorrotzaurre y la Junta de Concertación. Todo con la intención de poner en marcha una operación urbanística inédita. El Puerto de Bilbao licitará en los próximos meses un concurso por el que la empresa adjudicataria ejecutará y financiara los rellenos descritos cuyo presupuesto de inversión ascenderá a 20,66 millones de euros. En el contrato también se especificará como abonará a la Autoridad Portuaria de Bilbao una cantidad fija de 1,79 millones en concepto de costes y gastos vinculados a la actuación a realizar, además del precio de enajenación que oferte. A cambio, la entidad portuaria, una vez ejecutadas las obras de relleno, se compromete a declarar la innecesariedad de esos terrenos, a promover su desafectación y permitir finalmente su enajenación al adjudicatario del contrato.

Es decir, que la constructora en vez de recibir el dinero en efectivo por parte del Puerto de Bilbao tras ejecutar los rellenos, verá recompensado su trabajo en derechos urbanísticos de construcción de viviendas sobre los propios solares que se van a generar con los rellenos.

Este proceso jurídico y de compra venta tan especial es debido a que el Puerto de Bilbao, según consta por ley, no puede acometer obras que no tengan fines portuarios específicos, como ocurre en este caso, así que se ha ideado esta fórmula con la complicidad del Ministerio de Fomento que tenía que dar el visto bueno. La Autoridad Portuaria ya indicó en enero que su intención era acelerar el proceso en cuanto tendría el acuerdo del consejo de ministros. Su plan es licitar y adjudicar los trabajos antes de que concluya este ejercicio para comenzar los rellenos en 2019 y concluirlos en 2021.

Al detalle

La cifra

26,6