Laudio-Nerbioi

Historia de forja y herrería en Zeberio

El Ayuntamiento inaugura un museo en honor a este oficio milenario y a su vecino Jose Añibarro

Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:26h.

LOS cánticos de Gontzal Mendibil, los relatos de leyendas sobre Gorbeia de Iñaki García Uribe y la sabiduría del escritor y doctor en filología vasca Juan Manuel Etxebarria acompañaron la sencilla inauguración de Errementari Museoa, la sala de exposiciones creada por el Ayuntamiento de Zeberio en la planta baja del edificio de apartamentos turísticos del barrio de Ermitabarri para poner en valor el trabajo del herrero y, sobre todo, la figura de José Añibarro Pasaia. Fue el último representante en la localidad de este milenario oficio y los asistentes al acto tuvieron el privilegio de ser los primeros en ver una reproducción de la herrería que tuvo en el barrio de Iturrondo, con todos los componentes y elementos que allí había hasta su cierre definitivo en los años 70.

“Para nosotros es un orgullo que el Ayuntamiento de Zeberio haya decidido mantener así el legado de mi padre, tercera generación de una familia de herreros”, afirmó Arantza Añibarro, hija de Pasaia, tras hacer entrega a Karlos Idirin, alcalde de la localidad, de una serie de documentos relacionados con la herrería de Iturrondo. Y ver una imagen ampliada de su aita impresa en la cristalera principal del museo “ha sido muy emocionante porque no sabíamos nada y justo hace dos días fue el 24 aniversario de su fallecimiento”.

Y del interior de Errementari Museoa también quedó muy satisfecha. “Está muy bonito. Han recuperado todo el material que vendimos al Ayuntamiento y que se encontraba muy deteriorado. Han hecho un gran trabajo”.

Hacer realidad la idea del Consistorio de crear un museo sobre la herrería fue labor de los hermanos Leire y Xabier Sagardui Larrinaga, restauradora e historiador, respectivamente. “Recibimos el encargo con mucha ilusión porque el proyecto podía ser algo muy bonito para el pueblo”, explicó Leire. El punto de partida fue “estudiar y tener claro cómo distribuir todo el material y elementos en el local ya que estábamos muy condicionados por el espacio” mientras que Xabier tuvo que hacer una ardua labor de investigación “documental sobre el oficio de herrero en Zeberio”.

Una vez restaurados todos los elementos y adquiridos los que faltaban, compusieron una muestra con el potro de herrar y la fragua como ejes centrales y espacios dedicados a ruedas y aperos de labranza, herramientas para la forja y mesa de carpintero además de paneles informativos.

El acto de inauguración contó también con una exhibición de forja a cargo de Oier Elorduy, joven herrero discípulo del artista Luis Padura, y con la degustación de panceta a la parrilla a cargo del ganadero Egoitz Jauregi. El evento contó con el apoyo de la Asociación de Desarrollo Rural Gorbeialde “con quienes estamos hablando para que gestione las visitas al museo”, avanzó el alcalde Karlos Idirin.